El proceso de la Comunicación.

La Comunicación es un proceso social comunitario de producción, intercambio y negociación de sentido, una interacción social que construye una trama de significaciones y genera lecturas comunes que configuran modos de entender e interpretar en una cultura determinada. Pensar la Comunicación desde las relaciones entre las personas, es como pensar el aire que respiramos. Ambas están siempre presentes y son imprescindibles para la vida del hombre. No es exagerada tal comparación, si entendemos al ser humano en su entorno cotidiano.

tan inherente al ser gregario. Así, la Comunicación, recrea espacios de encuentro, diálogo y reflexión entre los actores participantes devenidos en interpretantes, o por lo menos esa es su finalidad intrínseca. Y es en este intercambio social, que la significación de los mensajes está dada por elcondicionamiento de los contextos. Es impensado imaginar un estado humano sin comunicación, por tanto este aspecto constitutivo de la persona es inherente a su condición como tal. La socialización y el estatuto de persona que analiza, cuestionan, indaga, interacciona con los otros, está signado por el proceso comunicativo.

La Comunicación excede a la transmisión de información Así, observamos que la Comunicación es Acción y Participación, donde los actores involucrados ponen a disposición sus competencias comunicativas (lo que significa la capacidad de entender e interpretar los canales, el código, los condicionamientos de los interlocutores y el contexto) para lograr una instancia de comunicación e interacción, la construcción de vínculos y la elaboración de realidades contextuales y de lecturas disímiles.

Entonces no puede confundirse este proceso que implica la razón, la emoción y la actitud de personas entendidas como ejes de la comunicación, con el mero vehículo de datos que se produce mediante un canal con un mensaje codificado. En esta oportunidad estamos hablando de Transmisión de Información que tiene su base en el marco de la Teoría de los Efectos, donde el emisor se constituye en Puro Emisor y elabora un mensaje con la intención de que funcione como disparador o estímulo para lograr con la decodificación del mismo, ciertos efectos o comportamientos en el receptor (pasivo y manipulable).

Es decir que el emisor puede lograr la conducta deseada y predeterminada a través de la transmisión de un conjunto de datos codificados que cuando el receptor decodifica, actúa en consecuencia. Esta teoría tiene especial énfasis en los estudios sobre los medios de comunicación masivos, en tanto se potenciaba en la primera época de su irrupción y el período de entre las dos guerras mundiales para lograr la anuencia de la población en la injerencia en la confrontación en los Estados Unidos.

En la actualidad, aún puesta de manifiesto la correspondencia de comunicación con participación y ante la irrupción de medios alternativos y populares que se enmarcan en esta doctrina de horizontalidad, la teoría de los efectos y la mera transmisión de información continúan teniendo vigencia en los segmentos de públicos que consumen los programas de los medios masivos sin visión crítica y replican esos contenidos sin ponerlos si quiera en duda.

Entonces, el entendimiento del proceso comunicacional se produce por la participación de los actores del proceso de comunicación en una relación simétrica con interacción y retroalimentación permanente de carácter verbal y no verbal. En este sentido es que al producir un “acto de habla”, ese enunciado que parece simple y llano, en realidad entrelaza una compleja trama de condicionamientos desde nuestro origen hasta la actualidad, influencias dadas por el entorno micro y macro, conocimiento de la realidad y del momento de la comunicación, pensamientos e ideas específicas e individuales y compartimentos comunes con quienes entablamos el diálogo. Ese entramado de circunstancias nos conduce en todas las instancias de comunicación diarias.

Escritor: María Dolores UriburuLic

Deja una respuesta