El río en los poemas de Wang Wei – 2 parte –

Poema escrito cuando tomo el fresco

Entre un bosque tupido y verdino, pasa un río claro.

Enfrente de la desembocadura, corre un viento refrescante.

Las ondas se difunden poco a poco con el soplo del viento hasta que tapan la orilla cubierta de arena blanca. Un pez albo nada libremente en la corriete límpida.

Algunas veces, me extiendo en una peña dejando al torrente mojarme el cuerpo.

A veces, me enjuago, limpio la cara, hasta estiro los pies en el río. Un anciano se sienta pescando enfrente de mí.

¡Ay! ¿ pero cuántos peces van a perder la vida una vez que se traguen el anzuelo y nunca puedan retozar nada más entre las hojas de loto ?

汎前陂

秋空自明迥,況復遠人間。

暢以沙際鶴,兼之雲外山。

澄波澹將夕,清月皓方閑。

此夜任孤櫂,夷猶殊未還。

Remar en el lago

En la media noche otoñal, la bóveda celeste rresplandece con el brillo de las estrellas lejanas. Bajo la luna clara, parece que Wang Chuan ya ha entrado en una visión depurada del mundo’ , sin ninguna molestia de todo alboroto terrestre.

Cerca de la orilla del río, una grulla discurre con holganza a lo largo del terreno

arenoso; a distancia, vislumbro múltiples montes rodeados por las nubes y por la niebla.

Muy de noche, siento el dulce murmullo del oleaje que se mece en el silencio.

Tranquilamente, la distante luna otoñal nos obsequia su brillo plateado.

Esta noche, voy a dejar suelta mi barca al azar yendo a la deriva a lo largo del río, sin saber dónde atracará.

北垞

北垞湖水北,雜樹映朱欄。
逶迤南川水,明滅青林端。

El cerro del norte

El cerrito está situado al norte del lago. Desde su superficie reverbera la imagen invertida de los árboles y una baranda escarlata a su alrededor.

Al mismo tiempo, en la distancia un río serpentea mansamente desde el sur, resplandeciendo su brillo transparente hasta el fondo del bosque verdeante.

欒家瀨

颯颯秋雨中,淺淺石溜瀉。

跳波自相濺,白鷺驚復下。

Un rápido

En el murmullo de la lluvia otoñal, el río zigzaguea entre el peñascal del monte.

Allí, una garza pequeña, pescadora, reposa atenta en la corriente.

De pronto, el ave desaparece dando un aletazo, asustada por la salpicadura imprevista de un chorro. Pero muy pronto vuelve a posarse en el mismo sitio buscando la pesca.

Se dice que los poemas de Wang Wei han llegado a su completa perfección. Para él, en vez de dedicarse a cantar el esplendor de los montes y ríos famosos de China, como otros poetas anteriores o contemporáneos suyos, encontró su propia inspiración en la búsqueda de la belleza en la tierra sencilla. A pesar de la gran diferencia de estilo, el punto de vista peculiar de Wang no sólo sentó precedente en la historia poética china, sino que amplió el horizonte creativo en la composición de poemas paisajísticos. Mejor dicho, a causa de la influencia de Wang Wei, en vez de seguir enfatizando en la belleza superficial, algunos poetas posteriores empezaron poco a poco a buscar el espíritu y la emoción del paisaje. Su Shih dijo de él que todos los poemas de Wang Wei son pinturas. En cierto sentido, su frase constituyó un fuerte apoyo a la imagen concreta y vívida del lenguaje, de sus obras.

Autor: Wang Jung

Deja un comentario