El significado del dinero

«Dinero» tiene su origen en la palabra «denarius» que era una moneda de plata utilizada en el imperio romano en el siglo IV a. de C. Denarius se deriva de «Denis» que en latín significa «10 veces «que era el valor que tenia el denarius comparado con el «as» que era otra moneda de cobre con la que intercambiaban artículos.

Pero, ¿por qué se usaban monedas en la antigüedad y por qué fue necesario inventar el dinero?El dinero es una invención de diferentes civilizaciones de la antigüedad, según los arqueólogos ha encontrado información en casi todas las regiones del mundo donde el ser humano se organizar y se desarrollaron culturas. A veces los dinero tomaron forma de monedas, pero en otros ocasiones la manera de representar un valor era con artículos que eran producidos en la zona: conchas, cacao, marfil, productos del campo, sal o metales.

Al principio el ser humano intercambiaba los artículos que producía con otra persona que tuviera un producto que necesitara, así, una persona con gallinas cambiaba 10 huevos por un saco de maíz o algunos litros de leche para leña para producir calor en casa, a esto se le denomina barata y ser la forma de intercambio de bienes usada para la humanidad durante muchos siglos.

Pero era necesario crear un mecanismo que facilitara la barata, una forma en que las personas pudieran seguir haciendo los intercambios en diferentes momentos y sin necesidad de consumir un producto, que el resultado del intercambio se pudiera transportar de un lugar a otro y que el valor de el intercambiado fuera reconocido por todos.

Todas estas funciones las tiene el dinero, su valor es reconocido por los miembros de la sociedad (propiedad de aceptabilidad), es fácilmente transportable y es utilizado en el momento y en la cantidad que decide la persona que lo posee. Ahora ya se podían calcular intercambios teniendo en cuenta el valor de los bienes, esta es otra de las funciones del dinero: la comparación del valor de las cosas.

También con el dinero se resolvió otro problema que había en las culturas antiguas, algunas personas ya no trabajaban en el campo, ni producían artículos de consumo, sino que se dedicaban a ofrecer servicios a otras personas o al gobierno: la limpieza de las ciudades, la recolección de tributos, los soldados, etc. En la antigua Roma la sal era utilizada como
medio de pago para los funcionarios públicos, de este mineral extraído del mar viene el nombre de «salario» ..

El término «moneda» también viene de la época de los romanos, pues el metal que se usaba como dinero en 45 a. de C. se producía a un lado del templo de la diosa Juno Moneta. Cuando el dinero y las monedas se hicieron de uso común y en la medida en que había personas que tenían más dinero que otros o que habían de intercambiar bienes con mayor valor, fue necesario resolver otro problema: cómo hacer operaciones de artículos más valiosos pero sin mover grandes cantidades de monedas ?.

Recordando que las monedas y todo el dinero tienen un valor simbólico (es decir, representan valores que son aceptados por los miembros de una sociedad), el siguiente paso para representar grandes cantidades de dinero fue crear un documento que representara un valor superior al de las monedas y que la persona que lo daba, se comprometía a entregar este valor, de este modo nació el papel moneda.

Con el tiempo el papel moneda fue emitido únicamente por una nueva institución que fue creada para garantizar los intercambios de bienes y proteger el valor de estos documentos: la banca. El nuevo documento que emite la banca se llamó billete y representaba el valor del dinero que un banco tenía depositados y que protegía.

Con el tiempo, tanto las monedas como los billetes los emiten únicamente los gobiernos de los países, y las cantidades que representan son una parte de la riqueza que estos países poseen. Con la llegada de la tecnología y para facilitar el intercambio de bienes no sólo dentro de cada país, sino en todo el mundo, la representación de valores o dinero ha ido cambiando, de por lo que una cantidad se puede representar por un talón bancario, hacer el pago mediante una tarjeta de crédito o débito o incluso de forma telemática, por internet, extrayendo

simbólicamente una parte del dinero ahorrado en un banco y ingresándolo en la cuenta de otra persona. Lo más importante, es recordar que el dinero y sus representaciones (monedas, billetes, talones, tarjetas de crédito o débito) son una referencia simbólica de una riqueza o de un valor que le otorgamos para facilitar el intercambio de bienes o servicios que necesitamos y que nos ayudan a vivir mejor.

Deja una respuesta