EL TIEMPO Y LA VIDA

      No hay comentarios en EL TIEMPO Y LA VIDA

Los grandes físicos de hablan que el tiempo es un vector, que el tiempo siempre es el mismo, pero mi experiencia de vida, este caminar de 52 años, de ver cosas por aquí, cosas por allá y después de años volver a verlas y darme cuenta que ellas han cambiado, me permite decir con razón de causa, que el tiempo pasa por todas las cosas y por todas las personas, no perdonando a nadie ni a nada, nos vamos poniendo mas viejos y las cosas deteriorando.

Pero hay algo inmune, algo que no puede ser afectado, si de lo que hablo es el conocimiento, lo que aprendemos de una u otra forma, ya que este aprendizaje es nuestro no cambia perdura en el tiempo y se puede ir perfeccionando, mejorando y aplicando, todo lo demás como los bienes materiales, dinero, joyas, propiedades, etc., hoy los tenemos pero mañana no sabemos, en cambio lo que aprendemos es nuestro, pasa a ser parte de nuestras vidas, incluso aunque queramos deshacernos de ellos jamás lo lograremos, quizás podremos olvidar lo aprendido, pero cuando es necesario esos conocimientos vuelven a nosotros y los recordamos como si los hubiéramos adquiridos unos días antes siendo que quizás realmente los aprendimos hace muchos años atrás.

Quisiera recordar tiempos pasados, más allá de mi nacimiento, los tiempos de mi padre, con pena recuerdo como en aquellos años, solo algunas personas podían tener acceso a la educación, generalmente las personas adineradas, esas personas que contaban con padres que podían darle a sus hijos la posibilidad de estudiar, en cambio mi padre integrante de una familia humilde, sus sueños se vieron truncados al darse cuenta de la situación económica familiar y mas aun darse cuenta que él se veía obligado a dejar el mundo de la niñez el cual era jugar divertirse y estudiar, para entrar a un mundo muy diferente, un mundo donde se debía madurar muy bruscamente, el hablamos del mundo laboral el mundo del trabajo, esto por lo general ocurría cuando las personan tenían una corta edad, en el caso de mi padre esto ocurrió cuando tenia 11 años.

Siempre tuve un contacto muy abierto y sincero con él, siempre me habría su corazón y me hablaba de lo mucho que le hubiese gustad poder acceder a la educación, del alcanzar no un oficio sino una profesión, si puedo decir con mucho orgullo que él fue mi fuente de inspiración para llegar a alcanzar lo que soy actualmente, quizás no me dio conocimientos de una profesión, pero si medio conocimientos de vida lo que me permitió convertirme en un hombre de bien, dentro de las cosas que me enseño, fue que siempre tratara de ser una buena persona, y muy sinceramente lo digo como se lo he dicho a mis hijos, a mis estudiantes, no soy una buena persona, pero intento todos los días de mi vida tratar de serlo, incluso tengo la convicción que mi padre a la edad que tengo, él era mejor persona que yo.

Volviendo al tema de la educación, mi pensamiento, mi creencia es que de este mundo terrenal no nos llevamos nada, cuando nuestra vida termina, riquezas, joyas, nada de nada, pero yo creo que si hay algo, que nos podemos llevar, todo aquello que hemos aprendido, sean estos , aprendizajes personales o aprendizajes profesionales, por lo que me he podido dar cuenta que la mejor inversión que puede hacer una persona, es invertir en si mismo, no en cosas materiales sino en educación, en aprender cosas nuevas en adquirir nuevos conocimientos, puedo decir que actualmente hay personas que consideran que ésta no es una buena inversión, por decirlo de otra forma, piensan que es un muy mal negocio invertir dinero en educación, aun sea es para si mismo.

Continuando con los recuerdo del pasado, pero ahora de mi propia vida, recuerdo como logre después de trabajar todo un día, haciendo un gran esfuerzo, privándome de mis horas de descanso, de recreación, logre acceder a la educación, logrando superar la primera barrera, terminar mi educación de enseñanza media, requisito mínimo actual para poder acceder a trabajos simples, y este fue el primer paso en una larga caminata por diferentes salas, establecimientos de educación superior, para lograr alcanzar mi meta y poder mirar a mi padre a sus ojos y decirle, si papá, siéntete orgulloso, tienes un hijo que es ingeniero, pero ya es tarde, él no esta conmigo y ya no lo estará mas, pero eso no importa ya que se muy dentro de mi corazón que él, donde quiera que este, se sentirá orgulloso, no porque sea profesional, simplemente porqué logre cumplir mis metas y alcanzar mis sueños. Se que muchos jóvenes actualmente tienen padres, que no han logrado acceder a la educación profesional, pero ello no significa que su destino sea el mismo, yo siempre supe que si no lograba alcanzar mis sueños, me seria muy difícil lograr que mis hijos alcanzaran los suyos y con esa motivación, realice el sacrificio del cual les he contado, mi me siento orgulloso de ellos.

Pero no culpemos a nuestros padres, démosles las gracias por habernos regalado lo más precioso de este mundo, nuestra vida, y lo más importante que a esta vida, le demos un buen enfoque, sepamos direccionarla bien, como lo hice yo, se que hoy las cosas son muy difíciles se vive en una sociedad muy cambiante y estos cambios son muy rápidos, pero tenemos la obligación de adaptarnos a ellos, de improvisar si es necesario, para alcanzar nuestras metas, nuestros sueños.

Hay un escrito que fue siempre mi motivación personal de hacer lo que hice, y este escrito dice así: “Ser lo que soy actualmente, solamente depende de mí seguir siéndolo, ya que no hay nada, ni nadie, que me impida cambiar” Y para terminar puedo decir que en esta vida, hay siempre dos caminos: el camino fácil y el camino correcto y saber cual de los dos tomar, ese  es el problema, pero les puedo asegurar que tomar el camino correcto, por lo mas difícil que este sea, siempre los llevara hasta donde ustedes quieren llegar, en cambio el camino fácil no da esa seguridad……..

Escritor: christian salazar allende

Deja una respuesta