EMDR TEPT

      No hay comentarios en EMDR TEPT

El estudio de EMDR para el tratamiento de TEPT ha avanzado a grandes pasos, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo. La cantidad de estudios realizados y los eventos asociados abordados en la investigación son prueba de ello. Aunque todavía quedan muchas incógnitas y aspectos por descubrir y aclarar, es claro que el desarrollo de esta temática es de gran importancia para la población actual, una parte de la cual suele ser sometida a guerras multitudinarias, involucrada en desastres naturales de gran escala, o sometida a abusos de toda clase.

En cuanto a la población, se utilizaron como criterios de selección de artículos, muestras en las cuales los participantes padecieran un Trastorno por Estrés Postraumático asociado a un evento en particular. Así, se dividió la revisión en estudios con pacientes con TEPT asociado al combate, en estudios con pacientes con TEPT asociado a un desastre natural, y en estudios con pacientes con TEPT asociado al abuso sexual. En la primera categoría los participantes fueron veteranos de guerra de Vietnam y de Irak, con nacionalidad estadounidense. En las muestras de sujetos con TEPT asociado a desastres naturales, hubo diversas nacionalidades involucradas, en su mayoría estadounidenses, pero además italianos, indonesios y holandeses. En los casos de TEPT asociado a abuso sexual, las participantes fueron mujeres estadounidenses mayores de edad, exceptuando un estudio en el que participaron niñas iraníes en edad escolar. Por lo tanto, las conclusiones serán generalizables para las poblaciones equivalentes únicamente.

En los casos de veteranos de guerra, EMDR resultó una técnica efectiva para el tratamiento de TEPT produciendo cambios significativos en pacientes tratados en el mismo momento de regresar de las situaciones de guerra, en momentos alejados de los episodios traumáticos relacionados, y en situaciones de hospitalización.

Es relevante la utilidad alcanzada por una sola sesión de EMDR en situaciones agudas con síntomas extremos de TEPT en el mismo momento de su retorno del combate tratadas en el marco de un hospital de campo. Sin ser una intervención completa, la misma permite considerar al EMDR como una técnica valiosa para el tratamiento de reacciones inmediatas de estrés para el personal de línea de frente. Es de importancia la futura investigación sobre esta capacidad terapéutica abreviada en este tipo de eventos.

En conclusión para los casos estudiados, la EMDR tiende a ser rápida en la resolución de las experiencias traumáticas de los veteranos de guerra, y además algo esencial para muchos de ellos: el poder resolver eventos traumáticos múltiples de manera simultánea. Adicionalmente, esta técnica no requiere detalles del evento traumático, lo cual es relevante para esta población, que suele no ser capaz de completar las escenas temidas.

En otra parte del análisis, se recopilaron artículos cuyos eventos asociados han sido desastres naturales o provocados por el hombre, como huracanes, terremotos, tsunamis y explosiones, que al poco tiempo de haber impactado, generaron en una parte de la población una reacción post traumática, y a la cual como tratamiento se le aplicó EMDR.

La técnica tuvo eficacia en el tratamiento de reacciones traumáticas aplicada a víctimas de huracanes debido en particular a dos características de la misma: enfoque de eficiencia rápida y eficacia para un único evento traumático. Es significativo el logro de la aplicación de EMDR en pacientes que no habían respondido a un tratamiento anterior y que a partir de las sesiones propuestas mostraron grandes reducciones sintomáticas. Asimismo, se exponen los logros del tratamiento con menos sesiones de EMDR que de CBT como modelo alternativo.

La efectividad como intervención de EMDR en los casos presentados de un terremoto y una explosión provocada por error humano, también queda evidenciada. Es importante destacar que el seguimiento posterior de todos los casos analizados demostró que las reducciones sintomáticas post tratamiento se mantuvieron. Se puede concluir que EMDR proporciona a los trabajadores de la salud mental una terapéutica posible de ser utilizada de manera efectiva en tratamiento del TEPT luego de incidentes de desastres naturales o provocados por el hombre.

El último evento al que se ha asociado al TEPT en este recorrido, fue el de abuso sexual. Cabe señalar que las víctimas de abuso sexual y negligencia de cuidados parentales suelen padecer además problemas de desarrollo afectivo, cognitivo y psicosocial. Todos estos parámetros deberían ser considerados en la intervención terapéutica de estos casos. Las evaluaciones recopiladas acerca de la eficiencia del EMDR en la reducción de síntomas de trauma entre mujeres que fueron víctimas de abuso sexual infantil, demostraron una satisfactoria resolución del recuerdo traumático. La aplicación de la misma, redujo la ansiedad específica asociada al trauma, el estrés post traumático y la depresión.

Estudios de comparación entre EMDR y CBT en niñas que han sufrido un abuso sexual, indican que la primera es mucho más eficiente en términos de números de sesiones y en la cantidad de cambios logrados por sesión. La mejor resolución de los síntomas y el mantenimiento de los beneficios terapéuticos logrados por EMDR en comparación con la terapia de rutina, parece sostener la necesidad de continuar con la evaluación de esta técnica para los casos de abuso sexual asociados no sólo al TEPT sino al resto de la problemática que se deriva del mismo.

zados que permiten considerar la técnica EMDR para el TEPT asociado al combate, a los desastres naturales y al abuso sexual, como un posible tratamiento de elección para estas poblaciones. En todas las investigaciones, quedan cuestiones por revisar y reevaluar. Desde la revisión de los mismos, se impulsa a continuar con la investigación de EMDR, con la mejora de sus procedimientos, de su manualización adaptada a las distintas necesidades de las diversas poblaciones, con una fácil diseminación de manuales, de un entrenamiento corto y eficaz para los clínicos, así como también, con su uso en los sistemas de atención primaria de la salud, para de esta manera llegar a una resolución masiva de los síntomas asociados al TEPT en un marco comunitario accesible a todos los sectores de la población.

Para lograr este fin, se necesita que se invierta un mayor presupuesto en pos de generar nueva evidencia a favor de este procedimiento, y lograr así que la comunidad profesional se interese en las nuevas técnicas que nos ofrece la ciencia psicopatológica actual. Es necesario que continúe la investigación en esta área para aumentar el poder de generalización de los resultados, así como para llegar a una adaptación, actualización y mejora de los dispositivos clínicos actuales utilizados para el abordaje de las demandas que surgen de forma masiva y abrupta en los tipos de población considerados en la presente revisión.

Escritor: Antonella Cataldo

Loading...

Deja una respuesta