EN BUSCA DE UNA TÉCNICA DIDÁCTICA

Un buen entorno académico requiere de habilidades tanto del estudiante como del docente, que promuevan un incesante crecimiento del conocimiento, para ello se debe innovar diariamente a través de varias técnicas didácticas, escolares y/o académicas que demuestren que ese conocimiento será perdurable, y sobre todo practicable. Estas técnicas facilitan el proceso de enseñanza aprendizaje con ayuda de buenas estrategias que se deben buscar y utilizar, pues serán los caminos, vías o pasos que logren un óptimo desarrollo escolar.Se ha hablado de técnica didáctica que en un modo general relaciona conductas, comportamientos, emociones, pensamientos inclusive sentimientos de todos los involucrados que fijen su conocimiento en algo útil, fácil e íntegro en pro del desarrollo personal y grupal.

Así mismo, esta técnica va ligada a las mejores rutas o vías que una estrategia didáctica ofrece, entre ellas el tiempo y el espacio donde se despliega la mayoría, sino es que en su totalidad del proceso de enseñanza aprendizaje. Cuando los dos personajes más importantes de este proceso, es decir el estudiante y el docente, logren encontrar esos conectores, indicara el inicio de un conocimiento puro y factible. Entre las técnicas didácticas más reconocidas están: la técnica de la exposición, la técnica de la pregunta, la técnica de la discusión, la técnica del aprendizaje orientado a proyectos, la técnica del debate, la técnica del aprendizaje basado en problemas, la técnica del juego de roles, la técnica del método de casos, entre otras. Estas técnicas didácticas son usadas normalmente por estudiantes y docentes que buscan en el aprendizaje una fuente de información que perdure y se brinde a muchos con el objetivo de intercambiar puntos de vista e interrelacionar conductas, tratando de hallar soluciones.

Hoy en día poner en práctica una técnica didáctica debe ser posible y común, y hay que intentarlo, puesto que encontrar la estrategia ideal para que la técnica didáctica se desarrolle de una forma óptima, es el paso más importante. Para ello se debe seleccionar los medios y/o elementos tales como una excelente comunicación, la interrelación y la práctica de valores, que en un primer momento desarrollaran con éxito la técnica, inmediatamente facilitara que la información y la comunicación sean mejor recibidas, retenidas y utilizadas, jugando el papel de integradores y de generadores de buenos ambientes o espacios que son indispensables para que una técnica didáctica se desarrolle. Por último y no menos importante se debe tener en cuenta el contexto, no únicamente académico y social sino también económico, que es un factor que involucra la vida cotidiana de todos.

El actual proceso de enseñanza aprendizaje requiere de un docente que abra espacios de discusión con respeto y compromiso, además tiene que ser creativo y brindar a sus estudiantes material específico, información y espacios propicios para que se desarrolle dicha actividad, siendo ante todo un orientador de conocimientos, actitudes, comportamientos incluso un modelo a seguir, creando ambientes de aprendizaje innovadores demostrando sentirse a gusto con la labor que desempeña, de esta manera demostrara buena actitud para sí mismo y para los demás, y lo más importante, todo lo que realice será captado con sencillez, humildad, seguridad y afecto.

Finalmente dentro del entorno escolar el rol del docente y del estudiante involucra asumir papeles de gran responsabilidad. El docente por ejemplo, debe conocer y reconocer a sus estudiantes, pareciera que así ocurre pero la mayoría de docentes no conoce a sus estudiantes, entonces como primera tarea el docente debe “intentar” conocer y reconocer a sus estudiantes, de ello depende la buena relación en el aula que debe resaltarse en el afán de saber y en la espera de aprender. Otro factor fundamental es lograr una interdisciplinariedad, puesto que ella permite que cualquier situación presentada se aborde desde diversos puntos disciplinarios, además ello invita que los estudiantes entiendan y resuelvan las dificultades presentadas.

Lo académico es primordial pero también se debe tener en cuenta un excelente comportamiento ético del docente en primera instancia y del estudiante como promotor de lo mejor del proceso educativo, ello asegurara un seguimiento y la práctica continua de valores que son fundamentales para retomar y orientar actitudes valiosas en la existencia humana. De esta manera, se incentivara la creatividad y se lograra una utilidad responsable para realizar las técnicas y estrategias didácticas con compromiso, es decir comprendiendo que lo que desea desarrollar en el aula y fuera de ella esté unido a dicha técnica abordando las estrategias necesarias para cumplir con el objetivo de facilitar el conocimiento.

Autor: Yoly Andrea García Mora

Deja una respuesta