FUNCION SOCIAL DE LAPROMOCION DE LA SALUD

La Promoción de la salud se caracteriza por ser un campo emergente en el área de la Salud Pública, que se distingue por devolver a las poblaciones el control en las intervenciones que se refieren a su salud, donde exime al personal sanitario como interventor exclusivo en el ámbito de la salud. A partir de la firma de de la Carta de Ottawa, Canadá, en 1986, se abren espacios de exigibilidad y de justiciabilidad para que las poblaciones diseñen mecanismos entre instancias de salud para que puedan hacer valer su derecho a la salud, tomando conciencia de su rol como agentes constructores de autonomía.

En ese sentido, el empoderamiento, (definido como la capacidad de las poblaciones de tomar el poder en sus manos respecto a decisiones de su propia salud) se entiende como el puente que existe entre las políticas en salud, y las acciones que la sociedad civil organiza para tomar decisiones colectivas en salud. La definición de Ottawa plantea lo siguiente: “La promoción de la Salud consiste en proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma”

Un elemento sustancial que determina la función social de la Promoción de la Salud es el enfoque de determinantes sociales en el proceso de salud enfermedad. Este enfoque se diferencia de otros abordajes de salud pública, en que busca entender las causas políticas, sociales, culturales y ambientales que causan las enfermedades e incidir en ellas de manera sistémica; atendiendo también las causas biomédicas, pero comprendiendo la etiología de la enfermedad desde un enfoque más holístico. Existen otros abordajes más cercanos a la epidemiología que se limitan a explicar las causas de la enfermedad con el enfoque biomédico que únicamente se centra en el origen orgánico de las enfermedades, y la atención se limita a incidir en la modificación de conductas individuales, que en la mayoría de los casos es insuficiente para comprender de una manera más amplia el proceso de salud-enfermedad.

A diferencia de éstas visiones limitadas de la salud pública, considero importante destacar, que esta Promoción de la Salud tiene un efecto cohesionador en las comunidades, porque les reconoce sus saberes en auto-atención, y así adquiere un potencial organizativo que impacta positivamente en la sociedad, en la medida en que las poblaciones asumen el papel de sujetos sociales que construyen conocimiento. Puesto que el paradigma epistémico de la medicina y las ciencias de la salud tiene filtros hegemónicas y muy dominantes para validar o excluir el conocimiento.

Después de Ottawa, (1986), se organizaron otros encuentros entre la sociedad civil, agencias internacionales como ONU, OMS, OPS e instituciones médicas y científicas donde se abrieron debates más amplios sobre la función social de la Promoción de la salud, estos encuentros se dieron en distintos países del orbe, destacando las de Yakarta, Indonesia (1997), la de la UIPES, en Puerto Rico (1998), la de México (2000) y la Conferencia de Bangkok (2006); en todos éstos encuentros se produndiza en ésta función social, definiendo la metodología y los marcos de acción en salud que deben tener las intervenciones para impactar positivamente en las poblaciones. Estos deberán ser consecuentes con la función social de esta promoción de la salud pensada en la gente, y hecha por la gente, con personal sensible, y ético que sea capaz de vincular la axiología con la práctica en salud, involucrándose con éstas transformaciones.

Esta Promoción de la salud, no pretende eliminar la responsabilidad de los Estados, en su papel garante de la protección en salud, sino pretende ampliar sus nociones y perspectivas para construir políticas en salud que sean más incluyentes y efectivos con los procesos de atención a la salud colectiva, y que también sirvan para reorientar los servicios de salud con un enfoque más humanista. (Colomer y Alvarez-Dardet, 2001).

La Dra. Ilona Kickbusch , considera a la salud como: “un recurso aplicable a la vida cotidiana, y no como el objetivo de esta vida; es un concepto positivo que se apoya en los recursos sociales y personales y también en la capacidad física”. El término recurso, nos remite a la característica de asequibilidad a la que la mayoría de las personas puede acceder para su auto-cuidado, del mismo modo, las palabras de la Dra. Kickbush nos recuerda con su definición que este concepto de origen positivo, puede impactar en las redes sociales de las comunidades. La función social de la promoción de la salud tiene un potencial transformador, capaz de construir también esperanza, porque incide en la capacidad política de que las personas construyan futuros viables, incidiendo en los determinantes sociales del proceso salud-enfermedad-atención.

Escritor: Karla Angélica Benítez Escobar

Deja una respuesta