USO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL AULA

Los rápidos avances de la sociedad hacen difícil seguir su ritmo, y más aún tratar de acompasar al mismo la acción educativa. A pesar del gran esfuerzo que esto supone, los resultados son cada vez más positivos para toda la comunidad educativa, y en particular para alumnos con necesidades educativas especiales. De entre todo este amplio conjunto, tomaremos el punto de vista del alumno de altas capacidades.

Para comprender a este tipo de alumnado, recurriremos a dos de los autores que más interés han mostrado por el tema: Renzulli y Mönks. Renzulli (1994) define, en su teoría de los tres anillos, al superdotado como la combinación de tres características personales necesarias: inteligencia elevada, implicación en la tarea y creatividad. Mönks (1994), por su parte, amplía la información propuesta por Renzulli, contextualizando estas características personales en el marco de influencia de tres nuevos factores: familia, colegio y compañeros; dando lugar así al actual modelo triádico de la superdotación, tal y como se muestra en la Figura 1. Figura 1: Modelo Triádico de la superdotación (Mönks, 1994) Entendemos, por tanto, que el superdotado es aquel que, bajo la influencia del colegio, la familia, y su grupo de iguales, muestra una inteligencia elevada, con una alta originalidad, y la suficiente motivación como para llevar a cabo aquello que se propone.

En consecuencia, debe ser tarea fundamental, sobre todo de la familia y del centro educativo, aportar al superdotado los medios necesarios para poder desarrollarse de forma libre y acorde a sus capacidades, contando en todo momento y en la medida de lo posible con el apoyo, y en ningún caso la exclusión, de su grupo de iguales.  El centro educativo, y en concreto el profesor del aula, tiene que hacer frente, en la mayoría de los casos, a un grupo heterogéneo de alumnos, tal y como se muestra en algunas clases de secundaria (Universidad de Sevilla, 2012), en el que prestar una atención individualizada se torna una tarea de elevada dificultad. Más aún en el caso de los alumnos superdotados, ya que los centros educativos son dados a tomar medidas para que aquellos alumnos que van más retrasados consigan alcanzar al resto de sus compañeros, tratando de eliminar las diferencias individuales, potenciando así el sentimiento de unidad y, al fin y al cabo, de grupo homogéneo.

En este contexto, las nuevas herramientas multimedia son algo esencial para este tipo de alumnado. En especial, los ordenadores se han desarrollado hasta convertirse en un instrumento que facilita al máximo el descubrimiento, la exploración y la colaboración. Están diseñados para procesar la información, de tal forma que sus límites están marcados, sobre todo, por la habilidad y la creatividad de la persona que los utiliza. Es por esto que el trabajo con ordenadores personales con acceso a Internet aporta una serie de ventajas para el alumno superdotado (Beltrán y Pérez, 2004), el cual:

– Se convierte en participante activo de su propio aprendizaje.

– Trabaja a su propio ritmo y nivel de habilidad.

– Le permite crear productos originales e innovadores.

– Es potenciado para asumir nuevos roles.

– Practica el uso de instrumentos aplicables al mundo real.

– Investiga de forma independiente.

– Tiene la oportunidad de explorar los temas con un mayor nivel de profundidad.

– Piensa de forma crítica en situaciones del mundo real.

– Colabora con el resto de alumnos como solucionador de problemas. Todas estas ventajas se pueden desarrollar con una serie de herramientas que, en conjunto con el ordenador, amplía las posibilidades del aula en general, y del alumno superdotado en particular. Estas herramientas son:

– Pizarras digitales : facilitan la explicación docente, y dan la posibilidad de que los propios alumnos puedan mostrar al resto de la clase los trabajos realizados en su ordenador personal, facilitando con esto la colaboración entre alumnos (Cabero y Gallego, 2010).

Tablets : aportan una mayor movilidad y autonomía y una forma de interactuar táctil con respecto al uso de los ordenadores; lo cual es positivo a la hora de realizar trabajos de investigación fuera del aula y lejos del ordenador, dando la posibilidad al alumno de poder seguir desarrollando su trabajo en el momento y el lugar que desee (Plataforma Proyecta, 2013).

Redes sociales : en este sentido cabe destacar tres tipos de redes sociales que son beneficiosas en el ámbito educativo (De Haro, 2013).

– Blogs: permiten a profesores y alumnos crear contenido educativo web. Son sitios web con un sencillo método de introducción de elementos multimedia como textos, imágenes, vídeos sonidos y enlaces web, favoreciendo la organización cronológica y el contacto permanente entre las partes educativas (Aragón, 2009).

– Wikis: permiten la escritura colectiva y colaborativa, tal y como se muestra en la wiki educativa llevada a cabo por un centro de Catalunya: www.eduwiki.cat

– Colaboratorios: son plataformas que se utilizan como repositorios para la educación, en las que
alumnos y profesores comparten materiales de aprendizaje. En el caso de alumnos superdotados. esta herramienta puede resultar útil para contactar con otros alumnos de las mismas características de otros centros, compartiendo así sus trabajos y actividades. Por todo esto, parece evidente que el uso de las nuevas tecnologías en el aula abre un abanico de posibilidades que permiten al superdotado eliminar las barreras que, de otro modo, podrían ralentizar o incluso detener su capacidad de desarrollo por encima de lo normal, otorgándole las herramientas necesarias para que, sin dejar de formar parte del grupo clase, pueda evolucionar por sí mismo a un ritmo adecuado a sus objetivos y capacidades.

Del mismo modo, estas herramientas ofrecen al alumno la autonomía para trabajar de igual forma en el entorno familiar, continuando incluso el proyecto empezado dentro de las paredes del aula, y sin la necesidad de cargar con pesados libros u objetos, ofreciéndole una posibilidad de formación continuada y permanente hasta el punto, una vez más, en que sus propios límites sean los que le frenen.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
– Acereda, A., y Sastre, S. (1998). El conocimiento de la superdotación en el ámbito educativo
formal. Revista de altas capacidades, 14, 3-25.
– Aragón, R. A. (2009). Estilos de aprendizaje: Uso de los blogs en educación. Revista estilos de
aprendizaje, 4.
– Beltrán, J. A., y Pérez, L. (2004). La educación de los alumnos superdotados en la nueva
sociedad de la información. Red Digital: Revista de tecnologías de la información y
comunicación educativas, 5.
– Cabero, J., y Gallego, D. J. (2010). La pizarra digital: una ventana al mundo desde las aulas.
España: MAD.
– De Haro, J. J. (2013). Redes sociales para la educación. Anaya Multimedia.
– Mönks, F. J. (1994). Desarrollo socio-emocional de los niños superdotados. En Araceda, A., y
Sastre, S. El conocimiento de la superdotación en el ámbito educativo formal. Revista de
altas capacidades, 14, 3-25.
– Plataforma Proyecta. (2013). La tablet en educación primaria. Recuperado de
Http://www.plataformaproyecta.org/
– Renzulli, J. S. (1994). El concepto de los tres anillos de la superdotación: un modelo de
desarrollo para una productividad creativa. En Araceda, A., y Sastre, S. El conocimiento de
la superdotación en el ámbito educativo formal. Revista de altas capacidades, 14, 3-25.
– Universidad de Sevilla. (2012). El incremento de la heterogeneidad de alumnos en educación
secundaria. Recuperado de http://intra.sav.us.es/.

Escritor: Jesús Contreras Hernández

Loading...

Un pensamiento en “USO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL AULA

  1. Pingback: viagra online

Deja una respuesta