Humedales Para El Huila

      No hay comentarios en Humedales Para El Huila

Los humedales son ecosistemas vitales que poseen como elemento principal el agua, lo cual provoca que estos ambientes sean los más productivos del planeta (Castellanos, 2001; Lambert, 2003; Hauenstein et al, 2002; Barbier et al, 1997). Según lo estipulado por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional -Convención de RAMSAR, realizada en 1971- en el artículo 1.1, un humedal se define como “extensiones de marisma, pantanos, turberas, cuerpos de agua de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas, corrientes, dulces, salobres y saladas incluyendo las áreas de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros” (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2006).Además, está constituido por numerosos tipos de hábitat, los cuales son sistemas intermediarios entre medios húmedos y medios habitualmente secos (Castellanos, 2001; Barba-Macías et al, 2006). Se encuentra en lugares donde el agua es poco profunda y cubre parte de la capa de la tierra (Castellanos, 2001), presentando una diversidad biológica, donde predomina la vida vegetal y animal que están relacionadas con dicho ecosistema.

En un ambiente como éste, la interacción entre el agua, suelo, fauna y flora contribuyen a conservar el equilibrio de los sistemas ambientales (Instituto Alexander Von Humboldt, 1998; Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013) y a un adecuado funcionamiento ecosistémico, logrando que se desempeñen funciones valiosas y de gran importancia para los ambientes relacionados.En comparación con los diversos tipos de ecosistemas, los humedales son los ambientes más amenazados, ya que se desconoce de su importancia y son poco valorados (Figueroa et al, 2009) muchas veces son considerados charcas o terrenos inundados sin importancia alguna y son contaminados, alterados y/o destruidos a causa de la sobreexplotación de sus recursos, urbanización, el pastoreo y la agricultura, (Barbier et al, 1997; Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013), reduciendo la cobertura vegetal, provocando la destrucción y perdida de éste ambiente; asimismo, han sido poco estudiados y por ende no se ha dado a conocer su verdadera importancia para la naturaleza y la sociedad (Hauenstein et al, 2005).

Colombia es un países con alta diversidad biológica (Rangel, 2006) además de poseer una gran cantidad de recursos hídricos por su posición continental, creando una diversidad de biota tanto acuática como terrestre (Castellanos, 2001). Según el Instituto Alexander Von Humboldt (1998) no existen inventarios biológicos detallados y completos para todo el país, pero sí se conoce que a nivel de especies, Colombia es considerada la cuarta nación en biodiversidad, además de presentar la mayor riqueza de flora a nivel mundial por contar con diferentes alturas; a pesar de esto aún hace falta mucho por estudiar.El departamento del Huila posee variedad de ecosistemas, entre los cuales se encuentran páramos, bosque Alto Andino, Bosque Andino, Bosque Seco Tropical, entre otros (Corporación Autónoma del Alto Magdalena, 2009); lo que conlleva a ser un buen representante en lo que respecta a la flora y fauna, pero los estudios realizados para su conocimiento no son suficientes para abarcar toda esta riqueza y así contribuir con la toma de conciencia sobre su cuidado y conservación.

Dentro de este número representativo de ecosistemas que se pueden encontrar en el departamento, son de gran influencia los humedales que son vitales para la regulación de diferentes procesos hídricos, almacenamiento de agua, retención de sedimentos, reducción en la contaminación, además poseen como elemento principal el agua durante periodos muy prolongados, lo cual provoca que estos ambientes sean los más productivos del planeta, conservando una gran diversidad biológica (Castellanos, 2001; Lambert, 2003; Kusler et al, 1994 citado por Hauenstein et al 2002; Barbier et al, 1997).

Dichos ecosistemas también poseen valores espirituales y hacen parte de creencias religiosas, obteniendo atributos especiales para el patrimonio cultural de la sociedad (Secretaría de la Convención de Ramsar, 2013).El departamento del Huila cuenta con 73 humedales distribuidos entre 29 municipios. Aunque se ha establecido que 11 de éstos se encuentran en alto riesgo debido a prácticas agropecuarias que amenazan con la desaparición de este importante medio, no se han tomado medidas al respecto. Actualmente la CAM ha incluido 10 humedales, dentro de su ‘Plan de Manejo de Humedales y Paramos’, lo que permite adelantar acciones directas de conservación sobre estas zonas (Corporación Autónoma del Alto Magdalena, s.f).

En el Huila la institución que adelanta la identificación, planes de manejo y estudios preliminares en humedales es la Corporación Autónoma del Alto Magdalena, CAM. Actualmente, los Planes de Manejo de los humedales identificados comprenden Líneas de Acción Estratégicas como la conservación y manejo del paisaje; articulación de instrumentos de planeación ambiental y sectorial del desarrollo; reconocimiento, generación e intercambio de saberes y el ejercicio de autoridad soportado en el fortalecimiento organizativo y la participación.La falta de conocimiento sobre la flora y fauna que nos rodea, en especial de la vegetación de los humedales, el desconocimiento de sus valores y beneficios (lo que indica el poco interés por su conservación) es lo que evita que se conserven y cuiden como se debe. En el Huila, un departamento tan rico ambientalmente hablando, no se concibe por muchos estudiosos, que las Universidades locales, públicas o privadas, no sean las líderes en la realización de estudios de identificación y conservación de la fauna y la flora, no solo de los humedales sino de toda la región.

Muchos profesionales salen del departamento a estudiar otras zonas y son reconocidos por sus hallazgos, pero en la tierra opita son extranjeros o profesionales de otros departamentos los que realmente valoran lo que los huilenses no ven. Es hora de empezar un regionalismo positivo, en el que sea primero nuestro departamento, nuestra cultura, nuestra naturaleza y la conservación de todos ellos; así, el Huila no solo será un departamento con unos de los mejores cafés del mundo, sino uno que valora y cuida todos sus componentes ambientales y culturales.

Autor: Nathaly Morales Falla

Deja un comentario