Identidad, imagen y reputación en la marca

Estos tres conceptos trabajan de la mano con la marca, ya que esta puede estar intachablemente bien diseñada y no ser bien vista, como puede ser disfuncional y agradar a las personas.

Primero que nada, la marca es parte de la identidad de la empresa, no es el todo pero sí la parte principal, la que crea o no el vinculo con los demás. La palabra identidad deriva de la palabra ídem, que corresponde a identidad, igual a si mismo, por ende único.

Por otro lado la imagen de la empresa es difícil de expresar, ya que es la representación mental que los consumidores construyen con relación a la marca en si, su experiencia interactuando con ella y la organización en si.

Es por eso que una buena marca debe estar atenta a manejar detalles de l en vez ya que una mala experiencia. Desde el saludo de los trabajadores, hasta un vaso de agua. Una delicadeza sea a quien fuere

Y para concluir con los tres elementos se encuentra la reputación, que al igual que la imagen pero consolidada, ésta es construida mentalmente por el target. Es un trabajo de años y años de la institución pasar por el desafío de ser reconocida como una organización respetable y confiable.

En conclusión a este capítulo se puede decir que la buena construcción de la marca asi como el nombre son claves para la organización, pero no suficientes para que una marca sea considerada buena. Esta debe ser probada con el tiempo, y por sus frutos se hará o no buena reputación al pasar el tiempo.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta