LA CÉLULA

      Comentarios desactivados en LA CÉLULA

La célula es la unidad básica funcional y estructural de todos los seres vivos. Los científicos consideran que ésta se originó hace 3.500 millones de años, aproximadamente. Inicialmente, esta estructura estuvo constituida por una membrana que la aisló del medio externo y por el material hereditario disperso por toda la célula. A esta célula primitiva se le denominó “Procariota”, que viene del griego Pro (previo a) y ´Karyon (núcleo). Paulatinamente, esta célula formó asociaciones con otras células lo cual conformaron colonias.

Se considera que las células procariotas predominaron en la Tierra durante aproximadamente 2.000 millones de años. A través del tiempo la célula fue adaptándose al medio y lentamente fue especializándose; uno de los hechos más importantes fue la aparición de un núcleo celular con el cual se aisló todo el material hereditario del resto de la célula, y la creación de estructuras especializadas llamadas organelos las cuales llevaron a cabo funciones específicas de la célula, tales como: síntesis de proteínas, depósitos de nutrientes, eliminación de los desechos celulares, respiración celular, entre otros.

, palabra que viene del griego Eu (nuevo) y ´Karyon (núcleo); en este núcleo se encerró todo el material hereditario de la célula, hecho por el cual conllevó a una mayor organización celular. El material hereditario está conformado por una macromolécula llamada Acido Desoxirribonucleico (ADN), la cual es la encargada de transmitir las características a sus células hijas en el momento en el que la célula se reproduce o multiplica, asegurando de paso, la perpetuación de una determinada especie. Hacia el año de 1665 el científico Robert Hoock observó en el microscopio unas laminillas de corcho y en este halló estructuras bien definidas a las que les denominó células, debido a la forma de celdas o celdillas que presentaron. Por esto se adoptó este nombre a todas las estructuras que presentaron una membrana celular y material genético hereditario. Posteriormente, con el desarrollo de tecnologías y Microscopios de alta resolución se encontró que a pesar que las células tienen una estructura básica no todas las células tienen la igual forma ni la misma función. Algunas además no tienen las mismas estructuras. Por ejemplo, las células vegetales y animales difieren en su forma y estructura, pues las primeras tienen organelos especializados como los cloroplastos en los cuales se lleva a cabo el proceso de fotosíntesis, un mecanismo exclusivo de las plantas, pues gracias a este los vegetales pueden transformar la energía lumínica en energía química y así producir su propio alimento. La pared celular es otro ejemplo de estructura que difieren de unas células a otras, pues estas son exclusivas de las células vegetales y tienen como función proporcionar rigidez a las plantas. Tanto los cloroplastos como la pared celular NO se encuentran en las células animales.

Otra características de las células es la de tener diferentes formas y tamaños, por ejemplo las células presentes en el hígado, llamadas hepatocitos son poliédricas, y tienen un tamaño aproximado de 20 micras; las que se encuentran en el estómago son de diferentes clases, una de ellas se denominan células caliciformes, encargadas de segregar un moco protector y estas tienen forma de cáliz invertido. Los leucocitos o glóbulos blancos que se encuentran en sangre, en cambio, tienen un tamaño entre 7 y 15 μm y tienen forma esférica.

En un organismo, las células hacen parte los tejidos, que a su vez conforman los órganos; los órganos constituyen los sistemas y el conjunto de estos conforman un organismo. Por ejemplo, los hepatocitos conforman el tejido hepático, este tejido constituye uno de los órganos más importantes del cuerpo: el hígado; el hígado junto con el estómago, el intestino delgado y grueso, el esófago, entre otros conforman el sistema digestivo. Este sistema junto con el respiratorio, reproductor, nervioso, inmune, entre otros, es lo que conforma a un individuo. De acuerdo a esto, las célula es la unidad básica de todo ser vivo, por ello su correcto funcionamiento es un aspecto importante para que un organismo se encuentre sano.

Cuando las células presentan alteraciones en su funcionamiento, esto conlleva a la generación de múltiples enfermedades. Un ejemplo de esto lo constituye el cáncer. En términos generales, esta enfermedad es debida a la alteración en el mecanismo de la reproducción celular, pues el descontrol en la división de la célula conlleva a la generación de células tumorosas que lentamente invaden los tejidos y por ende a los órganos del cuerpo. La célula es entonces una de las estructuras más importantes de todos los seres vivos, su origen, características físicas y su complejo funcionamiento ha sido de gran interés para el hombre.

Escritor: LUZ MERY B.