LA EDAD MEDIA

      Comentarios desactivados en LA EDAD MEDIA

CONCEPTUALIZACIÓN: La historia de la civilización humana, ha sido dividida en grandes períodos tomando como referencia hechos, personajes y procesos políticos, religiosos, culturales, sociales y económicos que han cambiado a la humanidad a lo largo de su existencia; estos períodos -en lo referente a la historia occidental- tienen como referencia central al cristianismo y su creador: Jesús de Nazaret, que marca el término y el inicio de dos grandes eras denominadas Antes y Después de Cristo,(A.C Y D.C) la segunda de las cuales ha sido dividida en tres períodos más pequeños denominados Edad Media, Modernidad y Postmodernidad. Hechas estas consideraciones, podemos afirmar que Edad Media significa algo así como “en medio de”… o “en la mitad de…”, es decir: un período histórico de transición entre la Edad Antigua y las edades modernas que han traído cambios vertiginosos a la Humanidad.

ORÍGENES: La Edad Media, fue la consecuencia de la desintegración definitiva del último vestigio del gran Imperio Romano, el denominado Imperio Romano de Occidente que llegó a su fin en el año 476 d.c, a partir de entonces, Europa vivió una serie de cambios bastante notables en todos los aspectos que dieron forma a este período histórico que duraría aproximadamente mil años.

ASPECTOS CULTURALES: Aunque algunos historiadores han tratado de desprestigiar y desconocer los aportes de la Edad Media, lo cierto es que esta fue una época de notables avances culturales, particularmente en expresiones como la literatura, donde aparecieron movimientos que darían origen a corrientes de pensamiento, instituciones como las universidades y los mas lejanos ancestros de nuevas ideologías que, al terminar esta época, surgirían con fuerza para operar cambios radicales en el mundo.

Aunque en esta época todos los aspectos de la vida –incluida la cultura- estaban guiados por la fe católica y su concepción era mayoritariamente religiosa, empezaron a surgir grandes pensadores que, transcurrido un buen tiempo, darían origen a movimientos como la Reforma Protestante y el Renacimiento que terminarían por cambiar el mundo.

La literatura, la música y la danza eran parte de la vida cotidiana, todo esto mediado por la religión y la fe cristiana, por ello fueron escritas obras basadas en las creencias religiosas como La Divina Comedia en la que su autor, el italiano Dante Alighieri, narra una supuesta aventura por los tres lugares a los que, según la tradición judeo-cristiana, van las almas de los difuntos al fallecer: El Infierno, El Purgatorio y El Cielo o Paraíso Celestial; así mismo, los miembros de algunas comunidades religiosas hicieron aportes a la escritura y la música entre otras componiendo los Cantos Gregorianos o Cantos Llanos que inspiran paz y serenidad a quien los escucha concentrado en ellos.

La educación era impartida en colegios y escuelas de tipo religioso o monástico, que ya tenían algunos aspectos de las actuales, donde –según el origen familiar y posición social del estudiante- se le enseñaba hasta cierto nivel mayor o menor de conocimiento, lo que no variaba era la disciplina severa donde los castigos eran impartidos sin ninguna distinción y con una dureza que muchas veces pasaba a la crueldad, lo cual dio pie a muchas críticas que con el tiempo lograron la desaparición de esta práctica en la formación de las personas.

La ciencia era fuertemente fiscalizada y vigilada por la Iglesia Católica, lo cual impidió los avances en Medicina, Astronomía, Química y otras tantas que con el tiempo fueron liberadas del yugo católico y se expandieron por todo el mundo, aunque los críticos de la Iglesia afirman que en este período la ciencia se atrasó cerca de 5000 años en avances que se hubieran podido dar.

ASPECTOS POLÍTICOS: Con la caída del Imperio Romano y sus instituciones, las monarquías aumentaron desmedidamente su poder, llegando a unos extremos inusitados de ambición en los cuales todo era válido con tal de imponerse, numerosas obras literarias y relatos de todo tipo hablan de las estrategias utilizadas por quienes querían llegar al poder o mantenerse en él: Matrimonios arreglados entre miembros de las casas reales y entre familiares, destierros, persecuciones, brujerías y crímenes espantosos cometidos por causa de la ambición de riqueza o posición social. Polémicas familias como los Médici en Italia, los Estuardo en Inglaterra,

Los Habsburgo en Austria y Los Capeto en Italia, protagonizaron grandes escándalos que han llegado a empañar a la misma Iglesia Católica, cuestionada por su permisividad con dicha gente y, en casos como el de Los Médici y Los Borgia, su pertenencia a la Santa Sede como miembros del Colegio Cardenalicio y Papas, ha sido duramente criticada como un error casi imperdonable de la institución religiosa más grande y antigua del mundo y la historia.
Las disputas territoriales fueron frecuentes, fuertes y muchas veces desembocaron en cruentas y prolongadas guerras que cambiaron en numerosas ocasiones el mapa político de Europa, a conveniencia de los vencedores, por acuerdos que se hacían entre las partes e inclusive como consecuencia de los matrimonios arreglados entre miembros de dichas realezas.

Por: Ivan David Bello Pinzón

Loading...