LA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE Y EL DESARROLLO SUSTENTABLE.

      Comentarios desactivados en LA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE Y EL DESARROLLO SUSTENTABLE.

La dinámica interna y externa de la empresa privada, en su conversión a ESR muestra una nueva interacción con el mercado y la sociedad. El enfoque de Stakeholders o grupos participantes, explica que la ESR forma parte de un entramado social, por eso, constituye una relación innovadora con los empleados a través del cuidado de la salud y la calidad de vida del trabajador. En la producción de la mercancía, se incrementa la calidad del producto para que el consumidor no se vea afectado, por último, se consolida el impacto ambiental en la economía y en la sociedad.

En la actualidad, uno de los principales problemas de la globalización es el riesgo ambiental, en respuesta se han generado normatividades internacionales y se han posicionado bancos multilaterales para la conservación ambiental como es el caso del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que en forma conjunta con gobiernos locales han generado estrategias para aumentar la calidad de vida de la población con el cuidado del medio ambiente. El BID constituye una fuente de financiamiento, por medio de la asignación de recursos para proyectos que minimizan el daño ambiental.

La ESR, se encuentra certificada como responsable para potencializar su productividad, y a su vez, coadyuva a la preservación de los recursos naturales. Así, con base en los presupuestos internacionales, en un futuro será necesaria la certificación para acceder al mercado. En consecuencia, la ESR se posiciona como empresa prioritaria en las discusiones para el desarrollo empresarial realizadas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El propósito de la ESR es tejer redes de confianza con proveedores y clientes. La dinámica de la empresa se incrementa con su participación en la preservación del medio ambiente y con el desarrollo de una conciencia ética. En el proceso de concientización por los daños causados en el medio ambiente, se reconoce a todos los participantes de la actividad económica, política y social, que en conjunción llevan a cabo el fortalecimiento de la relación hombre y naturaleza. Por eso, es necesario apuntalar el rol prioritario de la empresa privada para fomentar la protección ambiental, en particular, el cuidado de los recursos no renovables y las áreas protegidas.

El desarrollo sustentable ha sido el concepto representativo, que muestra la preocupación de las sociedades por la preservación del medio ambiente, y hace referencia a la forma en que los habitantes utilizan los recursos naturales sin deteriorarlos. La inserción de la ERS al mercado hace posible la creación de una conciencia ambiental en las empresas privadas. Además, la empresa con conciencia ambiental se encuentra sujeta a procesos globales, con base en los dos rasgos principales del desarrollo neoliberal. El primero, prioriza a los mercados como forma de funcionamiento social. Todo cae en el mercado, así, los recursos naturales son considerados como mercancías. El segundo caracteriza al Estado, que se encuentra acotado para promover marcos legales del funcionamiento del mercado globalizado. La ESR entonces tiene el rol de promover el valor del medio ambiente, a través, de la responsabilidad social ética.

La homogenización entre empresas privadas y espacio público se construye con la necesidad social de mantener los ecosistemas para que la economía siga funcionando. Así, la empresa privada se ha posicionado estratégicamente en el mercado de recursos ambientales necesarios para la población, por ejemplo: el acceso al agua potable. La ESR, posibilita la vinculación entre desarrollo ambiental y el mercado, con base en el respeto a la normatividad ambiental, procesos productivos internos, dinámica externa, la calidad del producto final para el cuidado de la salud de los consumidores, y la preservación de los recursos naturales que utiliza la empresa.

La ESR se encuentra sujeta a las dinámicas del mercado y a la normatividad multinacional de protección y gestión de recursos naturales. La normatividad se aplica de forma desigual para cada región geográfica, entonces, es necesaria la comprensión de la heterogeneidad de la población y la diversidad de las zonas ambientales que se desean preservar. La ESR hace visible sus diversas conexiones con el tejido social y consolida una funcionalidad armónica con el medio ambiente. La ESR es la proyección futura de una empresa privada productiva con conciencia ambiental. Sin duda, el incremento de su rentabilidad puede realizarse junto con el cuidado de la calidad de vida de los trabajadores y con la preservación de los recursos naturales.

BIBLIOGRAFÍA
Perdiguero, T., García, G., y Reche, A. (2005). La Responsabilidad Social de las Empresas y los Nuevos Desafíos de la Gestión Empresarial. Valencia: Editorial Universitat de Valencia.

Gudnyas, E. (2004). Ecología, Economía y Ética del Desarrollo sostenible. Uruguay: CLAES.

Escritor: Martha Nohemí Guzmán Rocha

Loading...