LA EVALUACIÓN DEL CURRÍCULO EN LA EDUCACIÓN

      Comentarios desactivados en LA EVALUACIÓN DEL CURRÍCULO EN LA EDUCACIÓN

El sentido de evaluar y considerar lo evaluado como un resultado único, es relativo, porque los parámetros son restringidos y delineados desde un punto de vista particular. Por tal razón como reza un adagio italiano: traduttore traditore, el traductor es un traidor. Por este motivo larealidad desde un solo traductor puede ser una traición ante toda la verdad que se puede ver y se descubre paso a paso, ante el sujeto que conoce y el objeto que se desvela como una gran fotografía, pero que sigue siendo limitada ante todo lo que se puede descubrir.

Si la verdad se muestra como única y como un metaparadigma que es el único ante los diferentes paradigmas que se muestran y que son sólo una parte de la gran realidad, que se dibuja con un pincel y con una única paleta del gran pintor que configura la vida, que no se detiene, sino que se palpita con un fin, al ser descubierta por el ser humano. De esta forma, en la evaluación curricular las opciones son una prioridad para la proyección de estrategias y métodos para llevar a cabo la formulación de programas. Pero es necesario recordar que esta planeación debe estar en concordancia con lo que es la realidad que vive el ser humano, porque los futuros profesionistas deben de cubrir un perfil que la sociedad pide y de manda. Sin embargo, un currículum ideal no encajaría en toda esta gama de la globalización, es decir, un currículum muy teórico y desfasado de este pensamiento que está muy inmiscuido en la realidad y en la contemporaneidad, la cual presenta una competencia desmedida y despersonalizada. Por consecuencia, el currículum que propone un colegio debe estar de acuerdo con lo que exige la sociedad.

Ahora bien, si la evaluación es el parámetro para saber si se está satisfaciendo las demandas de la sociedad, entonces, la adopción de decisiones es importante, porque es a partir de éstas que el avance se debe de dar y son el motor para que el plan se lleve a cabo. La elección es importante para escoger los mejores caminos que puedan llevar a un buen término a los alumnos, los cuales deben cubrir los intereses de la sociedad. Ahora bien, qué se requiere hoy cubrir, ante un mundo despersonalizado y una sociedad en donde impera una filosofía ególatra y sin sentimientos de crear una comunidad, los valores de desarrollo, en donde se muestre un verdadero sentido por la responsabilidad de la educación y el interés de una convivencia y no solo una competencia.

Desde esta perspectiva, es importante valorar un personalismo que involucré a todo miembro de la comunidad en un currículum tanto particular como social, porque la vida no se desliga en la situación social y personal, al contrario, los dos ámbitos están unidos, porque los currículos de las escuelas y de las sociedades están conformados por personas que consolidan pensamientos e ideas. Por este motivo, los principios de una sociedad deben estar consolidados dentro de una realidad que perfeccione a todos sus miembros y haga una sociedad más consolidada y con un currículo que se amplíe a todas las gamas del ser humano, tanto técnica como antropológica, y en la medida de lo posible también se involucre en el ámbito curricular el aspecto trascendental del hombre.

No es fortuito que el ser humano se desarrollé y se involucre con todo lo que es el universo, y, de la misma forma, con lo que él mismo es, sino que tiene una intencionalidad y un desarrollo que se ha ido desplegando en todos los momentos de las etapas de la humanidad. De esta forma, si el hombre ha ido creciendo, también su trayectoria se ha ido conformando y concretándose como lo tenemos actualmente, esto es hacer un currículo y verlo de una manera amplia y de una forma en donde entren todos los medios para modificar la situación ideológica y cultural.

El currículo debe tener en consideración en la evaluación la información y los valores que se deben destacar. Preferentemente de una forma en que se vea la bondad del programa, para que la educación sea más factible y más real, y, sobretodo, exista un convencimiento entre lo que se dice en los programas, como con lo que se vive cotidianamente. En esto se tiene que poner mucha atención para un perfeccionamiento educativo. En esto es indispensable destacar lo que se proyectará, considerando los contenidos, como son la comprensión de la tarea, su motivación personal y del grupo; de la misma forma teniendo presente el método y el ritmo de trabajo, sin olvidar los problemas y dificultades. Estos son elementos son indispensables para una formulación importante y para un mejor evaluación.

La evaluación en el currículo nunca se debe olvidar de una personalización de la sociedad y de cada uno de sus miembros, porque en este crecimiento del currículo está la madurez de la cultura y el gran conocimiento ha adquirido a través de los años, porque en esto se debe desarrollar todo el perfil e idiosincrasia de los pueblos, en la comunicación de la sociedad y la educación, pero partiendo de sus necesidades y cómo se va a diseñar el programa de estudios, para que abarque en su totalidad al ser humano, tanto en su ámbito, intelectual, físico, emocional y espiritual; factores que contribuyen al crecimiento y avance, tanto personal como social.

Escritor:  Lucio Uribe Ortíz.

Loading...