“LA INCREÍBLE Y TRISTE HISTORIA DE UNA FUERZA ARMADA REVOLUCIONARIA COLOMBIANA LLAMADA FARC Y SU GOBIERNO DESALMADO”.

Por todas partes se habla de las supuestas ventajas de finalizar de una vez y por todas un proceso que según muchos promete mejorar la calidad de vida de todos los colombianos, hecho que ha suscitado el interés nacional e internacional, y que sin duda ha generado por un lado la satisfacción de algunos, pues, se han visto beneficiado de los grandes placeres que implica estar en este proceso, y por otro lado se encuentra quienes, en la mayoría de los casos bajo su propia voluntad se enfrentan, destruyen y son sometidos a burlas frívolas de manera ilógica Todo comenzó hace varias décadas cuando fue creado un grupo que bajo la consigna de defender sus ideologías, empezó a desafiar e implementar sus propias reglas, y hoy día, después de tantos litros cúbicos de sangre derramados, presenta frente al mundo “la increíble y triste historia de una fuerza armada revolucionaria colombiana y el gobierno desalmado”.

Ahora todos sorprendidos y atónitos con la noticia de que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, intentó sin fortuna alguna dialogar con los miembros de este grupo para acabar con los enfrentamientos y descansar del bullicio de las balas, y por qué no, de sacar esa espinita que el mandatario mantenía incrustada, muy en sus adentros, debido al vil asesinato de su padre, ningún pacto se logró, las condiciones del mandatario eran una ofensa para con la lucha e ideología guerrillera, cartas borradores iban y venían, pero al fin lo único que se logró fue enfrentar aun más y prolongar indefinidamente la guerra.

Muchos se preguntan, entonces el porqué del rechazo enfático y abrupto del exmandatario contra el actual proceso que lidera el presidente Santos. La pequeña diferencia radica en que mientras el actual gobierno se hace el de la vista gorda frente a las acciones terroristas del grupo guerrillero, a sabiendas de que este se atribuye muertos, secuestros, derribamiento de torres de energía e infinidades de desastres naturales por los derrames de crudo injustificados, el gobierno anterior por ningún motivo quiso negociar con las armas apuntando; de hecho el señor Uribe, en repetidas ocasiones ha manifestado dar visto bueno y apoyo, siempre y cuando se haga un cese al fuego por parte de la guerrilla, y desde luego se respete la institucionalidad. Ante los vericuetos de este proceso de paz, una propuesta un tanto polémica ha suscitado suspicacias que han generado más temores al pueblo que ventajas, la declaraciones del señor Gustavo Petro, de incluir los miles de guerrilleros que en estos momentos están delinquiendo en todo el territorio colombiano, detrás de la defensa y por la dichosa “causa” a las fuerzas armadas de Colombia, ha hecho reír al ministro de defensa Juan Carlos Pinzón, enfurecer al señor Uribe, y ruborizar a la guerrillera Tania.

El señor Petro, bajo su racionalidad será que se muestra franco consigo mismo, y plantea dicha propuesta, atendiendo a que prefiere que los señores guerrilleros se sitúen en zonas rurales en donde él no vive, y no en el casco urbano como “bacrim”, dado el caso de su hipotética reinserción, situación que ocurrió con los paramilitares. No es un secreto que, aunque el gobierno dice estar muy avanzados en el proceso, las Farc no muestran un poco de reconocimiento de su historia y sus acciones para con el pueblo colombiano, por el contrario manifiestan haber hecho todo lo anterior y lo actual por culpa de los gobiernos, será acaso esta una increíble y triste historia de una fuerza armada revolucionaria colombiana y sugobierno desalmado?

Frente a lo anterior muchos se muestran escépticos, y se preguntan si en verdad con la firma de este proceso se acabarán los secuestros, asesinatos y demás actos terroristas, y si ocurriera una eventual firma definitiva, cambiaría las mentes de los guerrilleros que han delinquido durante años por unas llenas de solidaridad,tolerancia y trabajo?

Autor: Déimer Arrieta Sánchez

Loading...

Deja una respuesta