LA RESPONSABILIDAD Y LEGADO DE LOS PADRES Y LA NACION HACIA SUS HIJOS Y ESTUDIANTES.

      Comentarios desactivados en LA RESPONSABILIDAD Y LEGADO DE LOS PADRES Y LA NACION HACIA SUS HIJOS Y ESTUDIANTES.

En nuestro país es poca la información que tienen nuestros estudiantes con respecto a los beneficios que trae consigo una buena formación académica. Desde el paso por el colegio hasta la llegada a la universidad pareciera haber un abismo grande de superar, este fenómeno se presenta sobre todo en estudiantes de estratos 1 y 2. El rol que cumplen los padres en la formación y acompañamiento de sus hijos influye notoriamente en ellos, un ejemplo a citar es que es mas frecuente encontrar estudiantes en la universidad cuyos padres han sido universitarios y hoy en día son profesionales, en el caso contrario, si los padres no tienen formación profesional este aspecto afecta notablemente el pensamiento de sus hijos, llevándolos al desinterés por hacer parte de una comunidad universitaria y obtener un titulo profesional.

Por otro lado, los estudiantes de estrato 3, si bien tienen un deseo por estudiar en la universidad y ser profesionales, en muchas ocasiones estos, al salir del colegio no tienen certeza de que carrera iniciar, están llenos de dudas y en muchos casos no logran identificar sus habilidades que los encaminarían a clarificar sus pensamientos y emprender la carrera universitaria apropiada. Esto se debe en gran parte a la falta de programas escolares que se preocupen por ayudar a los estudiantes a desarrollar e identificar sus talentos y fortalezas. Aunque cabe decir que algunos colegios de estrato 3 están empezando a hacer un esfuerzo al respecto. En el caso del estado colombiano, se ha incorporado una nueva estrategia para ayudar a nuestros estudiantes de los estratos 1, 2 y 3.

Con el programa de las 40 horas que se ha venido implementando en la educación pública, se busca que los estudiantes de grados décimo y undécimo logren encontrar el camino y la orientación indicada para luego ingresar exitosamente a la universidad. Si bien el programa de las 40 horas es un programa reciente, que de seguro habrá de mejorarse con el paso del tiempo, es una gran oportunidad para los estudiantes, una oportunidad que debe ser aprovechada. Los estudiantes pueden acceder a una formación académica que tiene énfasis en artes, cultura, deportes e investigación científica y tecnológica en un horario en jornada contraria a la de sus estudios habituales.

En otro caso, los estudiantes de estratos 4, 5 y 6 tienen una gran tasa de acceso a la universidad, en la mayoría de los casos sus padres son graduados de programas universitarios y laboran ejerciendo sus carreras profesionales, algunos de estos padres tienen también estudios de postgrado lo cual es evidencia del interés que hay por la formación profesional. De esta manera, la gran influencia que son los padres para sus hijos, es prueba de la gran responsabilidad que se lleva consigo al ser padre.

El desconocimiento de los grandes beneficios que lleva consigo emprender una carrera universitaria y terminarla para obtener un titulo profesional ha llevado a la mayoría de los países latinoamericanos a la pobreza. En Colombia una persona cuyos estudios llegan a bachiller, accede a un salario promedio de un salario mínimo mensual o menos, sin embargo aquel que ha culminado sus estudios universitarios llega a devengar un salario que duplica en un promedio de 2 a 6 veces el salario mínimo mensual. Cabe preguntarse entonces, ¿Porqué son pocos los estudiantes que tienen como meta ingresar a una universidad, acaso no conviene ganar mas que un solo salario mínimo?.

En Latinoamérica existe un promedio de educación con tasas que podrían ser impensables en otras ciudades del mundo, solo 2 de cada 100 estudiantes que han terminado la primaria logran culminar satisfactoriamente un postgrado, lo que es un promedio muy bajo comparado con países desarrollados, países en donde la educación y la investigación propician riqueza. En Colombia solo desde hace unos pocos años se ha empezado a tener interés en brindar apoyo económico por parte del Estado para la investigación. Sin embargo aún hay mucho camino por recorrer para lograr que todos nuestros estudiantes accedan a la educación universitaria y de postgrado, para citar una evidencia, Colombia invierte menos del 0.4% de su PIB (Producto Interno Bruto) en ciencia y tecnología y gasta cuatro veces mas en guerra que en inversión para la educación.

Escritor: Alejandro Bernal

Loading...