Las flores de Wang Wei

      No hay comentarios en Las flores de Wang Wei

Según Nicolay Chernyshvesky, “ aquellos que se apegan más a la naturaleza son gente que padece la tortura de la vida y se harta tener trato con los hombres.” Y Wang Wei no fue excepción. “ Como me aficiono tanto a la naturaleza, desde mi juventud, no tuve interés de adaptarme a la vida mundana. No obstante, una búsqueda errónea y sin querer de fama y de riqueza me metió en el embrollo terreno durante treinta años…”(少無適俗韻,性本愛丘山.誤落塵網中,一去三十年…) En este poema titulado ” Volver a la vida bucólica ”(歸園田居) Tao Yüan Ming desahogó el gran deseo de regresar al campo para reempezar una vida sencilla. Tres siglos después, Wang Wei hizo su profundo anhelo de Tao. Desde que volvió a acercarse a la naturaleza con toda abnegación durante el resto de sus años, poco a poco, en vez de expresar a los lectores la esencia verdadera de la vida humana en poemas paisajísticos como Hsie Ling Yün, el poeta concentró su propia experiencia de la vida en poemas de muy pocos caracteres. Sin descripción excesiva, ni idea abstracta, en cada fragmento pintoresco que eligió, lo que el poeta nos mostró era un mundo pequeño depurado por el sentimiento personal, un mundo lleno de felicidad sutil que sólo se puede notar en el efímero ciclo de las flores delicadas:

辛夷塢

木末芙蓉花,山中發紅萼。

澗戶寂無人,紛紛開且落。

El valle de los hibiscos floridos

Los capullos de hibiscos cuelgan en el extremo del ramo. Tranquilamente, la planta esmalta el monte retirado con la viveza de la escarlata.

Pese al valle solitario, las flores todavía se abren a su gusto hasta que termine toda la floración.

En un valle anónimo en el monte, el fibisco florece y se marchita a su gusto. Sin sentir la felicidad de la vida, ni temer el dolor de la muerte. No necesita ninguna alabanza o simpatía de la gente, ni se interesa por los hombres; así la planta cumplía sus obligaciones con desapasionamiento de año en año. Sin embargo, tal estado mental de silencio completo, por otra parte, fue la asimilación extrema del poeta sobre el vaivén volátil de la vida; también fue la sublimación progresiva de la naturaleza de todos los seres, y el asentimiento directo del corazón compasivo de Buda.

Dejemos el budismo aparte. Sicológicamente, para Wang Wei, su paraíso Wang Chuan desempenó un papel equivalente al Tao Hua Yüan(桃花源) de Tao Yüan Ming. Sin embargo, al fin y al cabo, la existencia de Tao Hua Yüan era nada más que una ficción ilusoria y literaria, nada más que una quimera bellísima de Tao para huir de la sociedad agitada en el fondo. En comparación con Tao, Wang Wei tuvo más suerte en este aspecto. En la vida actual, no sólo encontró una utopia privada y real en Wang Chuan, según la biografía de Wang Wei, el poeta “ excepto cuando se paseaba con Pei Ti en barca, solía tocar el laúd chino y recitar versos todos los días.” Rodeándose de la compañía de Pei Ti y en tal floresta como Wang Chuan, el poeta pudo alejarse de la lucha por el poder del gobierno imperial, mientras se tomaba un respiro, recuperando poco a poco la sensibilidad ingénita de sentir el amor profundo entre la naturaleza y los hombres:

山茱萸

朱實山下開清香寒更發

幸與叢桂花窗前向秋月

El cornejo

Al pie del monte, el cornejo está en plena floración. Pese al clima frío, transciende su rico aroma a la lejanía.

Delante de la ventana, se mece la fronda espesa con el osmanto exuberante bajo el rayo plateado de la luna otoñal.

蓮花塢

日日採蓮去,洲長多暮歸。

弄篙莫濺水,畏濕紅蓮衣。

Un remanso de las flores de loto

Día a día, aquellas jovencitas recogen las semillas de loto. Allí, en el sitio donde crece el loto, se ven largos bancos de arena y las muchachas siempre regresan con su cosecha cuando se pone el sol.

Pero ¡ ten mucho cuidado con la pértiga ! ¡ Que no mojes los pétalos delicados de loto rojo con el chorro salpicado cuando impulses la barca !

El poeta ya había empezado una vida retidada en el campo cuando hizo este poemilla; de allí que los poemas que hizo en esa época siempre llevaran un gusto bastante bucólico. Era no sólo muy experto en inventar escenas preciosas y poéticas de algo ordinario, sino daba vida e imagen vívida a lo que describía con rasgos bastante exquisitos.

En este poema lo que pintaba el poeta fue un grupo de muchachas jovencitas inocentes y vivarachas. Son protagonistas muy común en las obras literarias. Para cosechar más semillas de loto como pudieran, las muchachas tenían que marcharse muy temprano y volver bastante tarde cada día. Para los demás, el trabajo rutinario  parecía fatigoso y monótono, pero disfrutaban mucho y habían encontrado su gusto en ello. En un estanque inmenso poblado de loto, todas las flores rojas estaban en plena floración y danzaban llevadas por el viento, mientras las hojas redondas y verdes estaban allí en flote ondulando con el oleaje. Entre ellas se veían las chicas pasar repetidamente en botes muy ocupadas todo el día.

Cuando  caía el día, regresaban con buena cosecha, con risa alegre y con la poesía. Los dos últimos versos” 弄篙莫濺水,畏濕紅蓮衣。”, en general la palabra “紅蓮衣” indica “los pétalos rojos de la flor de loto” y los dos versos quieren decir “ llama la ateción a quien impulsa el bote con la pértiga para que no moje o no dañe los pétalos delicados rojos del loto “, pero al mismo tiempo, también se dice que la palabra”紅蓮衣”, en realidad, es la metáfora de “ la ropa roja que se viste alguna chica”, entonces algunas veces los dos últimos versos llevan otra explicación como “ ¡ cuidado que no mojes la ropa roja de aquella chica, porque luego ella va a tener cita con su novio !”

紅牡丹

綠豔閑且靜,紅衣淺復深。

花心愁欲斷,春色豈知心。

Autor: Wang Jung

Deja un comentario