Las Orquídeas son las casas de las hadas

      Comentarios desactivados en Las Orquídeas son las casas de las hadas

Las hadas, son espíritus mágicos buenos, que viven en reinos maravillosos de bosques y lagunas encantadas, castillos enormes de gentiles reyes, brujas y hechiceros malvados.

Físicamente son diminutas princesas con hermosos vestidos de seda de vistosos colores, cabellos rubios y negros lisos o crespos, sonrisa divina y mirada encantadora con ojos como el cristal azules o verdes. Sus alitas son gotas de lluvia de amor cristalizadas, que las pueden hacer viajar a donde quieran a la velocidad de la luz. Su benevolente poder y magia esta contenido en su varita mágica de oro o de plata con punta de estrella o luna que se encaja perfectamente en sus diminutas manitos.

Su función era la de ayudar a campesinos y aldeanos de buen corazón, en sus dificultades y combatir a las fuerzas del mal, fueron enemigas de las brujas, los hechiceros, los trolls y los duendes malditos. Con la ayuda de los magos blancos, los gnomos y los espíritus del bosque los derrotaron y sintieron que debían buscar un nuevo reino para seguir al servicio de los niños y de los hombres buenos.

Entonces uno de los duendes que esconde su olla con moneditas de oro en donde termina el arco iris pasando el azul océano les dijo que existía un hermoso reino con cientos de montañas adornadas con nieve tan altas que le hacen cosquillas al cielo, miles de pájaros de todos los colores, animales extraños ojones y divertidos, plantas exóticas pequeñas y grandes. Frutos deliciosos y refrescantes, verdes llanuras selvas encantadas, desiertos anaranjados. Este lugar sería par a ellas un magnifico y perfecto hogar.

También les contó que algunos seres malvados, caminan en las noches pagando sus penas asustando salvajemente en senderos desolados a hombres y niños desprevenidos, lanzando aterradores gritos, dando grandes saltos de piedra en piedra, usando sus grandes colmillos y largas uñas para causar daño. Entonces decidieron alistar su pequeña maletita, subirse a caminar por el arco iris, es una experiencia maravillosa y pudiendo volar con sus fantásticas alas no lo hicieron porque querían disfrutar de este encantador sendero, caminar por una línea perfecta encorvada del mismo color, escogiendo entre las siete tonalidades a su favorita para andar.

Desde la altura del arco iris y con su vista prodigiosa el paisaje es encantador, cuando se pasa por el océano, las hadas pueden ver a millones de peces y animales marinos que danzan felizmente en las profundidades de las aguas, muchos delfines que también son amigas de ellas las acompañaron viajando por el mar toteados de la risa en su caminar por este camino fantástico, tejido por la mano de Dios.

Al llegar a un hermoso lugar donde cae el arcoíris, bautizado por los hombres como la sierra nevada de Santa Martha las hadas, quedaron hipnotizadas y sus alitas automáticamente se desplegaron para seguir alegres y con dulzura a un deliciosísimo aroma que las llevó a unas flores preciosas que jamás habían visto primas hermanas de las rosas y de las azucenas: Nuestras orquídeas colombianas , entonces en su sabiduría infinita, descubrieron que en su interior estaba su nuevo hogar, que Dios había creado para ellas.

Se abrazaron y se despidieron, prometiéndose visitarse a seguido y unirse para combatir las fuerzas del mal y cada una marchó siguiendo los aromas a la orquídea que les correspondía viajando entre cordilleras adornadas de montañas, volcanes y nevados, valles, sabanas y llanuras hasta encontrar su nueva casa. Así cada una de ellas decoró a su orquídea a su gusto, con sus pinceles y pinturas mágicas por eso hay orquídeas divinas y majestuosas con más de mil colores por toda nuestra patria.

Desde que llegaron los perversos espantos como la Llorona, el Mohán y la Patasola, se encuentran muy debilitados y no soportando los poderes mágicos de estas diminutas princesas se han tenido que alejar a parajes desolados donde no hay hombres para atormentar., las hadas, acompañan de noche disfrazadas de luciérnagas a los viajeros de los caminos reales que sienten en su corazón que espíritus buenos están con ellos.

Ahora las hadas, tratan de hacer un hechizo mágico para adentrarse en el corazón negro de muchos hombres perversos que causan mucho daño para hacerlos buenos, y acompañan en su sueños y cantan dulces canciones en el oído a aquellos hombres y mujeres que duermen encadenados, ocultos en las selvas para protegerlos hasta que alcancen su libertad.
Con la ayuda de Dios pronto lograran sus metas para construir en nuestro país un reino de paz.

Autor: Yeison Saúl Cáceres García.

Loading...