Leyendas de nuestros pueblos

      Comentarios desactivados en Leyendas de nuestros pueblos

La conquista española, no solo trajo muerte y destrucción de nuestros pueblos originarios. También trajo cultura en medio del caos y la desolación. La leyenda de la Salamanca, llegó a América de la mano de Colón, aquí se fusionó con las diversas creencias locales. Esta narración se extiende por todo el NOA y gran parte de la
Argentina

La Salamanca

Dicen que el diablo no tiene días fijos de atención, que está disponible los 365 días del año para tentar y atentar contra la humanidad, dicen también que su forma favorita de manifestarse es con forma humana, convertido en hombre joven, o en un adusto hombre de campo, o un dulce niño, o una coqueta mujer, que lo atrae tanto el mundo de los hombres, que pasa la mayor parte de su integrante tiempo con vivienda con la humanidad, siempre oculto, siempre al acecho, fiel a su repugnante naturaleza, escarbando en las miserias más bajas del hombre, conquistándolo a través de engaños y falsas promesas de fáciles riquezas y dones deseados. Posee infinitas artimañas para lograr su objetivo. Uno de los engañados fue el amigo de un amigo de don Eulogio Carrizo, un anciano de casi un siglo de vida que vive en un humilde rancho en las soledades de campo adentro de una provincia cualquiera del NOA.El
anciano a requerimiento de mi curiosidad y pasión demostrada por conocer más acerca de las leyendas que forman parte del universo de las creencias ancestrales de nuestra región, comenzó a relatarme un episodio de la vez aquella en que el amigo de su amigo, tropezó con la Salamanca.

¿Qué es la Salamanca?

A modo de aclaración para aquellos que no conocen las leyendas que forman parte del bajo, infierno), es un lugar, una cueva o un hoyo en el suelo, donde se realizan orgías en honor a Zupay, el demonio. Puede ester oculta en la ladera de una montaña, a la vera de un camino abandonado o en impenetrables montes. Según la leyenda la Salamanca es un lugar de estudio, una escuela donde el maestro es el diablo que imparte clases a aquellos que quieran aprender rápidamente y sin esfuerzo alguno el conocimiento de las ciencias ocultas, malas artes para conquistar o dañar a una persona y habilidades y destrezas en el manejo de algún instrumento musical, pues se sabe que el diablo es el mejor músico, guitarrero y payador de todos los tiempos. Para conseguir estos deseos los estudiantes deben adorar a Zupay y pagar las clases entregando sus almas al morir y la de un familiar. Aclarado este asunto retomemos el relato de don Eulogio Carrizo. Resulta que este amigo de un amigo, salió en la madrugada de un día cualquiera, cuando la oscuridad de la noche y la luz  del día peleaban cuerpo a cuerpo, para imponerse el día y para no morir la noche, rumbo a una estancia vecina para conchabarse como peón. Iba ensimismado en sus propios pensamientos, cuando lo sobresaltó una luz acompañada por una alegre melodía en la soledad de la noche. La curiosidad le ganó espacio al temor y encaminó sus pasos hacia ella. A medida que se acercaba se dio cuenta que se trataba de un fuego encendido, sobre el que se calentaba una pava. Sentado y mateando al lado del fuego estaba un paisano vestido con fina y elegante vestimenta de gaucho, con botas y bombachas a lo Martín Fierro, completan su atuendo que revela gran riqueza accesorios de plata, en su cabeza gacha lleva un sombrero de alas anchas que no permite distinguir su cara. A su lado pastaba un brioso caballo blanco. Saluda con cortesía al recién llegado y lo convida con un mate y sutilmente comienza la tentación, ofreciéndole grandes riquezas fáciles de conseguir y lo invita a entrar ala Salamanca.

La Salamanca por dentro Entrar a la Salamanca no es fácil, su entrada no es visible a todas las personas, la contraseña para entrar es tener un espíritu mezquino, egoista y capaz se hacer las mayores atrocidades para conseguir su objetivo y sobre todo estar dispuesto a adorar al diablo y firmar un pacto de sangre con él. Al comenzar su tortuoso recorrido hasta llegar al salón principal donde de realizará el aquelarre, este amigo de un amigo, debe cumplir un rito de entrada.Comienza con su renuncia y desprecio a Dios y su religión , blasfemando un crucifijo que esta al revés en la entrada de la cueva.

A lo largo de este laberinto demoníaco, se encuentra con un abanico de entradas, unas más horrorosas que las otras, donde debe enfrentarse a varias pruebas como pelear con peligrosos animales, soportar el recorrido de serpientes que se enroscan en cada parte de su cuerpo desnudo, espíritus repugnantes y malignos que se arrastran abrazando sus piernas, brujas libidinosas que intentan seducirlos con gestos obscenos, entre otras escenas horrorosas que debe sortear sin demostrar temor.

Si lo vence el miedo enloquecerá o será expulsado de la Salamanca .Al pasar la prueba ingresa a un lujoso y enorme salón, donde se desarrolla la orgía, iluminado por candelabros de oro que alumbran suntuosas habitaciones. En el centro del recinto precedido por el macho cabrío, está servida una enorme mesa cubierta con manteles bordados con encajes de oro y una gran variedad de exóticos y exquisitos manjares, servidos en recipientes de oro y abundantes bebidas alcohólicas, entre ellas la chicha y la aloja. Reina una gran algarabía entre los participantes, estudiantes, salamanqueros, hechiceros, curanderas, espíritus malignos, brujas que viajan de Salamanca en Salamanca buscando tener contacto íntimo con satanás y así poder conocer sus secretos, para luego recabar en Salabina, corazón de estas practicas salamanqueras.Bailan, beben, gritan, ríen a carcajadas y se entregan a la lujuria toda la noche hasta el amanecer.El amigo de un amigo desorientado y sangrando su nariz deambula por el campo. Ya posee un don.

Escritor: Marita Solo

Loading...