MÁS QUE ADMINISTRADORES SE NECESITAN LIDERES

El ser humano es un ser social por naturaleza, el cual desde los inicios de la humanidad se ha organizado con el fin de generar procesos que beneficien a toda las personas. Esta organización requiere de personas lideres que sepas pensar y actuar en busca de un bien común, personas integras que no se preocupen simplemente por administrar unos bienes materiales y pasajeros, todo lo contrario personas que sepan generar y liderar procesos claros y entendibles, que puedan ser ejecutados y busquen que las personas tengan sentido de pertenencia por el lugar donde viven y laboran.

Las personas pasan la mayor parte del tiempo tratando de planear, organizar la forma como van a desarrollar sus actividades; buscan estrategias para alcanzar sus metas, a veces gastan más tiempo organizando su tiempo, que disfrutando de él. Si esto ocurre a nivel personal cuanto más se debe hacer dentro de una empresa u organización. Ya que es allí por la complejidad de la misma en donde se hace necesario el planear y poner en práctica cada una de las actividades programadas. Para que estos procesos sean óptimos dentro de una organización es necesaria la presencia activa no solo de un administrador si no sobre todo de un líder, el cual debe poseer ciertas características o dones especiales que lo hagan creíble, entre las cuales podemos destacar:

Capacidad de comunicarse.

Inteligencia emocional.

Capacidad de establecer metas y objetivos.

Capacidad de planeación.

 Capacidad para conocer sus fortalezas y aprovecharlas al máximo

 Tiene carisma.

Es Innovador.

 Un líder es responsable.

 Un líder esta informado.

Además de resaltar algunas de las características del líder, es importante destacar tres términos que necesariamente están correlacionados con el tema de ser lider dentro de una empresa u organización y son: liderazgo, autocracia y espíritu gerencial. Liderazgo: es el proceso de dirigir las actividades laborales de los miembros de un grupo y de influir en ellas, este proceso involucra a otras personas como por ejemplo a los empleados o seguidores; la relación que el líder logre entablar con sus subalternos acelera o retrocede los procesos que se pueden generar dentro de la empresa que se esta liderando. Ya que el líder debe aprender a manejar el poder que posee y de acuerdo a su personalidad y cualidades generar un ambiente agradable en el que todos se sientan a gusto y comprometidos, mas no obligados. Es importante que el líder aprenda a usar las diferentes formas del poder para influir en la conducta de los seguidores. Es sustancial recordar que liderar no es lo mismo que administrar, y que es mucho más sencillo administrar que liderar. El líder decide la dirección a tomar. El administrador decide cómo va a ponerse en práctica lo que el líder ha decidido.

Administrar consiste primordialmente en: analizar, solucionar problemas, y planificar. El que administra responde a preguntas cómo: ¿Tiene mi equipo todo lo que necesita? ¿Está el material en su sitio? ¿Estará todo dispuesto para que se pueda realizar nuestro trabajo? ¿La hora que hemos elegido es la mejor para comenzar? ¿Cómo nos podemos desplazar de la forma más eficiente? El administrador Privilegia la racionalidad y el control. Se preocupa por resolver los problemas (se focaliza en el logro de objetivos, los recursos, las estructuras organizacionales). Se preocupa por descubrir que problemas hay que resolver y cuáles son las mejores maneras de obtener resultados buscando que las personas continúen contribuyendo a la organización. Son persistentes, insistentes, fuertes trabajadores, inteligentes, analíticos, tolerantes y son muy accesibles.

Liderar hace referencia a la visión, valores y la comunicación de estos. Necesariamente un buen líder sabe administrar, pero no siempre un administrador es buen líder. El líder responde a preguntas cómo ¿hacia donde vamos? ¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Qué debemos hacer para lograr nuestro objetivo? ¿Estamos dando los pasos correctos? El líder es imaginativo, apasionado, no se conforma con facilidad y toman riesgos con frecuencia. Posee la virtud de guiar y de dirigir. En la actualidad se puede decir que las organizaciones están sobre administradas y poco lideradas. Existen muchos administradores y pocos líderes. Autocracia: cuando se habla del proceso de administrar y aun más de liderar necesariamente se tiene que pensar en el concepto de autocracia el cual hace referencia al poder de gobernar, este poder se concentra en una sola persona.

En este estilo de dirección el jefe impone las normas y sus criterios, sin consultar con sus subordinados. Es el jefe quien diseña, planifica y asigna el trabajo. El grado de autoridad es muy elevado y suele generar ambientes de trabajo tensos. Espíritu gerencial: es la capacidad para dirigir personas logrando buenos resultados, creando estabilidad organizativa, cambio y mejora. Esta capacidad gerencial es la que trae la prosperidad en una empresa u organización si no existe esa capacidad, difícilmente se puede progresar y alcanzar las metas que se proponen en la misma.

Es importante destacar que no todas las organizaciones son iguales y así mismo quienes las lideran son diferentes, es por eso que se habla de tipos de liderazgo, los cuales dependen de algunos factores internos y externos al líder. Entre los … Para concluir es de resaltar que hoy en día más que administradores, se necesitan lideres, que sean capaces de generar procesos de crecimiento integral dentro de la organización, con el deseo de innovar continuamente y de ser generadores de cambios que contribuyan al crecimiento de la organización y de cada uno de los empleados, directivos y beneficiarios de la misma.

Escritor: Milena Palacio Salazar.

Un pensamiento en “MÁS QUE ADMINISTRADORES SE NECESITAN LIDERES

  1. Pingback: buy viagra online

Deja una respuesta