Mediación en el aprendizaje

      Comentarios desactivados en Mediación en el aprendizaje

La mediación es un proceso que involucra por parte del sujeto aprendiente la disposición de adquirir el aprendizaje, y por parte del mediador (sujeto que aplica la mediación) la capacidad de entregar el aprendizaje de forma atractiva y coherente, considerando los intereses individuales además de la etapa de desarrollo por la que atraviesa quien aprende. En conjunto con lo anterior, el mediador tiene que diseñar las estrategias didácticas que considere necesarias para potenciar el o los aprendizajes que debe alcanzar el sujeto aprendiente, para ello debe:

1.- Planificar diversas actividades con diferentes objetivos a alcanzar, detallando el periodo de motivación que aplicará para atraer la atención del aprendiente, enganchándolo y manteniendo la concentración durante toda la aplicación de la actividad.

2.-Posteriormente activará los aprendizajes previos con los que cuenta el sujeto aprendiente, ya sea mostrando elementos concretos, realizando preguntas, incentivando su participación activa.

3.- A continuación aplicará la actividad diseñada, la cual involucrará la mayor cantidad de tiempo en su aplicación y será individual o grupal de acuerdo a lo estimado por el enseñante.

4.- Luego describirá las acciones propias para dar cierre a esta intervención, ya sea rescatando lo que se aprendió o realizando compromisos de búsqueda de aquellos ítems que aún falta por depurar para comprender completamente lo que se ha enseñado.

5.- Además detallará tanto los recursos materiales (audiovisuales, inmobiliario, artículos de oficina, fotocopias, libros, cuadernos, entre otros) como los recursos humanos (personas a cargo de la actividad o quienes participarán en la actividad) que requerirá para realizar la actividad programada.

6.- Finalmente evaluará los avances en los aprendizajes estimulados durante esta sesión, apoyándolos con instancias de autoevaluación (evaluación que emana del propio aprendiente), coevaluación (evaluación que proviene de los pares).

El mediador manifestará especial intención y énfasis en el periodo de aplicación de la actividad descrita en el punto 3, ya que es durante ese lapso donde debe aplicar más conscientemente el proceso de mediación, el cual involucraría su propia asertividad para mantener la atención y concentración del sujeto aprendiente sobre el objeto de estudio. Aprovechará esta instancia para interactuar directamente con el sujeto aprendiente o potenciará la participación entre los pares, realizando la formulación de preguntas potenciadoras las que le permitirán avanzar en la adquisición de aprendizajes, a continuación se presentan algunos ejemplos de este tipo de interrogantes:

¿Cómo podemos lograrlo?, ¿Qué piensas de esto?, ¿Qué nos falta? ¿De qué forma podemos conseguirlo? ¿Por qué ocurrió esto? ¿De qué te diste cuenta? ¿De qué manera podemos hacerlo?. La finalidad de este proceso es que el propio sujeto aprendiente elabore sus respuestas, en base a la formulación de sus propias hipótesis, en base a las conexiones que realice entre los aprendizajes ya existentes en su estructura mental y en la utilización de la técnica del ensayo y error. En cambio el rol del mediador es de guía, vale decir, entregar un abanico de opciones para que quien aprende seleccione la mejor alternativa, creando puentes entre lo que ya sabe y lo que puede llegar a saber lo que generaría la adquisición del aprendizaje.

Se debe recalcar que en el proceso de mediación de aprendizajes el protagonista absoluto es el sujeto aprendiente, por lo tanto el mediador debe estar consciente en todo lo que hace y dice, ya que puede estar entregando la respuesta que debe encontrar el propio aprendiente. Lo anterior se encuentra estrechamente vinculado a lo postulado por el constructivismo, ya que a través de la acción que emana de quien aprende es que encuentran sus propias respuestas. En conjunto con lo descrito en las líneas anteriores, también se debe mencionar el concepto de aprendizaje significativo, ello debido a que el sujeto aprendiente encuentra sentido a lo que aprende, por lo tanto lo apropia con mayor facilidad.

Lo descrito en los párrafos precedentes nos permite visualizar el perfil de individuo que se puede llegar a ser, ya que promoviendo este proceso de mediación, el sujeto aprendiente apropiará esta técnica, la cual replicará en diferentes instancias (tanto personales como profesionales), permitiéndole asimilar y manifestar competencias necesarias que lo acompañarán por el resto de su vida.

Escritor: priscilla valenzuela