ORGANIZADORES GRÁFICOS

Alcanzar el éxito en los estudios, es la meta básica de todo estudiante a cualquier nivel. Sin embrago para algunos, alcanzar esa meta ha sido una tortuosa travesía por fracasos muy desalentadores. Una ayuda práctica para alcanzar el éxito en este campo, proviene de entender como nuestro cerebro percibe la información y como la fija. Nos interesa saber esto, para diseñar algunas herramientas que nos puedan ser útiles, sin necesidad de extendernos en estudios neurosicológicos aplicados a la educación.

Por lo que entendemos hasta ahora, parece ser que el cerebro humano aunque puede recibir información en forma lineal, es decir, mediante texto escrito, la fijación en la memoria a largo plazo, la realiza mediante gráficos o esquemas; básicamente imágenes. Por ello al pensar en cómo hacer más eficiente el esfuerzo por aprender, debemos orientarnos al diseño de recursos gráficos a los cuales podamos “traducir” la información lineal, para fijarla en nuestra memoria a largo plazo y así recurrir a ella cuando sea necesario.

La lista de recursos gráficos para el aprendizaje pudiera no ser tan extensa, lo importante sería saber que recursos son los más pertinente para sintetizar la información y que mejor se acomoden a cada estudiante. Podría darse el caso, que un recurso gráfico ayude a un estudiante, pero otro requiera de uno diferente. Es tarea del estudiante descubrir cuales son los mejores para él. Ahora bien, cada recurso tiene sus ventajas y desventajas; por ello en el momento de escoger debemos fijarnos si sus ventajas nos hacen más fácil fijar en nuestra mente la información, especialmente si es nueva.

Las técnicas para la elaboración de cada uno de ellos daría para más artículos. Por ahora, solo consideremos una breve descripción de algunos de los organizadores gráficos más usados.Cuadro sinóptico: jerarquiza la información conceptual, sin expresar el concepto. Tiene la desventaja de recargar mucho la información en el lado derecho del documento, pero usado con equilibrio es útil. Diagrama de flujo: Facilita la comprensión de un proceso por pasos o etapas. Los cuadros no deben utilizarse para explicar cada paso o etapa.

TE PUEDE INTERESAR:   Beneficios del deporte para la salud

Efecto: conduce a la comprensión de un hecho y sus consecuencias. Excelente para ser usado en el estudio de ciencias sociales. Diagramas de Venn: correlaciona información de contenencia, diferenciación y clasificación. Líneas de tiempo: ubica los hechos en la corriente del tiempo, correlacionándolos. Muy empleado en el estudio de la historia. Mandala: engloba conceptos dentro de otros y establece rutas entre ellos para el análisis. Mapa conceptual: jerarquiza la información conceptual, incluyendo el concepto. Frecuentemente se cae en el error de incorporar mucho texto escrito. Mapa mental: presenta la información ramificada lo cual permite visualizar los diferentes subtemas de un mismo asunto.

correlacionadas. Mentefacto conceptual: jerarquiza los conceptos, los define y los diferencia. Excelente recurso, pues no solo define un concepto sino que también dice que no es. Organigramas: facilita la comprensión de la estructura organizativa de instituciones y/o empresas. Telarañas: estructura la información independiente pero correlacionada en torno a un tema. Existen algunas sugerencias generales para la confección de los organizadores gráficos:

• Antes de iniciar la elaboración de un organizador, se bebe leer comprensivamente la información lineal que se nos proporcione. Muy seguramente más de una vez, pero no tantas como si pretendiéramos memorizarla. Luego, seleccionar el recurso más apropiado que nos parezca para sintetizar la información (no olvidar que se debe acomodar a cada estudiante).

• Lo más frecuente es emplear hojas tamaño carta u oficio en posición horizontal y no vertical, además de algunas plantillas con líneas quía para mejorar la distribución del organizador.

• Es muy recomendable el uso de colores (parece ser que el cerebro no fija información en blanco y negro, lo hace en colores). Cada persona jerarquiza los colores, para la información que le parece relevante. Lo aconsejable sería emplear colores que produzcan buen contraste.

TE PUEDE INTERESAR:   LA INTERCULTURALIDAD

• En algunos organizadores podría emplearse papel amarillo (solo si no resulta un mal contraste al emplear colores), este color parece favorecer recordar información, recordemos los post-it (papelitos adhesivos de colores).

• Al confeccionar el organizador debe hacerse de tal forma que resulte equilibrado, es decir, que no resulte visualmente muy recargado en algún área del documento.

• El uso de texto escrito (diferente al texto gráfico) debe ser el mínimo, a menos que sea para expresar un concepto (o definición) y aun en dicho caso debe ser lo más concreto posible.

¿Cómo emplear nuestro organizador? Básicamente, repasando la información. Pero… ¿cómo? Bueno, solo es una sugerencia: como ya se había leído la información lineal, no es necesario volver a ella, a menos que un dato muy importante se halla pasado por alto. Repasar la información observando el organizador cuatro veces: a los 15 minutos de haberlo terminado, a la hora siguiente, a los dos días y el día anterior a una evaluación.

Por último una recomendación “afectuosa”. Recordemos que los seres humanos tenemos emociones y sentimientos. El aprendizaje es un acto voluntario, por ello el empleo (diseño, confección y uso) de los organizadores gráficos debe ser una experiencia que agrade, que sea incluso divertida, para que la meta del éxito en el estudio sea alcanzable.

Escritor: William R. Baquero

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar