Pasado, presente y futuro del diseño de objetivos temáticos

El presente ensayo, ha sido elaborado con el propósito de analizar brevemente las distintas posturas concebidas y aplicadas en torno a la pedagogía tradicional conductista del diseño y desarrollo de objetivos temáticos como consecuencia de las actuales tendencias y concepciones didácticas sobre el concepto mismo de la educación por créditos académicos, pretendiendo aplicar un “constructivismo integral” a la hora de enseñar y que sirva de abrebocas hacia la discusión académica que pretenda concluir una manera mucho más eficaz de repensar y aprender el proceso de enseñanza-aprendizaje-evaluación en Colombia.

Es por esta razón que deseo mirar comparativamente la transformación que han sufrido los procesos de diseño de objetivos temáticos con el paso del tiempo, a partir de las distintas concepciones y mentalidades y con el transito de la legislación educativa de turno en Colombia, pues no nos cansamos de observar y ser testigos del caos educativo y sin norte que se ha venido construyendo en nuestra nación, desde la Ley Marroquín de 1903, aparentemente sin la posibilidad permanente de efectuar una seria recuperación histórica de nuestras decisiones como política de estado que han llevado a implementar modelo tras modelo educativo, en un interminable “corte y pegue” como si estuviéramos tejiendo una colcha de retazos y armando un sistema educativo en función de los errores del pasado pero sin mirar realmente lo que necesitan nuestras generaciones presentes y futuras para desarrollarse como seres humanos integrales que construyen y validan su proyecto de vida y ayudan a construir el proyecto de vida de una nación.

Según la gran mayoría de los egresados de las actuales instituciones educativas de nuestro país, ellos se sienten en la obligación “moral y profesional” de criticar destructivamente aquel modelo “conductista” que los encajó como producto de la aplicación de aquellos objetivos temáticos conductistas con los cuales ellos “aprendieron” a lo largo de su “tediosa y esclavizante” vida académica.

No obstante, jamás se detienen a pensar que bien o mal este retrógrada modelo “conductista” de diseño y desarrollo de objetivos temático-curriculares, le sirvió al menos a los verdaderos epistemólogos o científicos de la docencia a repensar sobre la efectividad real del aprendizaje que dichos objetivos temáticos aportaban a la educación en Colombia con el propósito de concebir un modelo verdaderamente integral y real de nuestro país, algo así como el caldo de cultivo perfecto que alimentaría los esfuerzos y voluntad política necesaria para hablar de diseñar y aplicar un nuevo esquema o modelo de diseño y desarrollo de objetivos temáticos que “produzca” unos mejores resultados a la hora de aprender y mucho más conscientes de su papel socio-cultural interpretativo, argumentativo, propositito y ético que trasforme verdaderamente mentalidades, disciplinas y compromisos frente a sí mismos y frente a una sociedad ávida de poseer un país en el cual, verdaderamente, se eduque a la gente para generar respuestas concretas y oportunas que produzcan desarrollo factible, viable y sostenible en Colombia, en dado caso que estemos hablando de competencias laborales generadas desde el aula.

De esta manera, a continuación, someto a entero debate mi análisis interpretativo sobre las principales ideas y evidencias mostradas hasta ahora en Colombia, en materia de diseño y desarrollo de objetivos temáticos, aplicadas al proceso de enseñanza-aprendizaje-evaluación educativa, así como aquellas que corresponden a un enfoque constructivista como fundamento transformador de competencias integrales, es decir, de desarrollo humano.

Una mirada concreta al diseño de objetivos temáticos de ayer y hoy para la asignatura dictada, en donde el docente era simplemente un reproductor de dicho esquema, es decir, reproductivista y conductista de un conocimiento o contenido temático que otros ya habían investigado y publicado.

En la gran mayoría de los claustros educativos colombianos, tanto anteriormente como en la actualidad, todavía se persiste en diseñar y aplicar la metodología conductista en el diseño curricular de objetivos a nivel disciplinar, pero asalta la duda de cómo han respondido dichos profesionales egresados ante el diseño del estudio ocupacional productivo exigido por las empresas, en donde se requiere de profesionales creativos, innovadores y competentes integralmente ante la globalización ? En la parte de abajo, se explicará más o menos en detalle la idea anterior:

OBJETIVOS EN LA EDUCACION OBJETIVOS EN EDUCACION TRADICIONAL CONDUCTISTA INTEGRAL CONSTRUCTIVISTA Objetivo del maestro: Objetivo del maestro: Instruir sobre los objetos Proporcionarle a sus estudiantes del conocimiento: su materia. los procesos, la información, los medios, los lugares, los tiempos y la tecnología Qué se enseña? para que ellos por sí solo se eduquen Se enseñan las ciencias, al servicio de su propio desarrollo y al las artes y los oficios. servicio de su comunidad. En qué consiste educar? Qué se enseña ? Educar es el arte de cons- Se potencializan valores, principios, truir cultura general y específica, estrategias, potencialidades que promu y la adaptabilidad de las perso- evan el desarrollo individual desde el sujeto nas a la cultura, o sea, la impor- para la comunidad. rancia de construir externamente a la persona. En qué consiste educar ?

Educar consiste en extraer del estu Desarrollo académico: diante lo que ese estudiante posee para co Los estudiantes desarrollan locar ese contenido al servicio de su propio contenidos programáticos y temá desarrollo y el desarrollo de su entorno, es decir, el proceso de formación integral del estudiante en sus potencialidades, valores ra graduarse, es decir, los estudian- y principios. tes pasan por los contenidos pero los contenidos no son apropiados por los estudiantes. Desarrollo académico:

En este modelo, los contenidos tanto Formulación de objetivos: programáticos como temáticos curriculares Al termino del presente tema, se convierten en un recurso o medio más el estudiante estará en capacidad de dentro de muchos otros, pero con otros – la estructura y función de.. yectos, actividades, en donde el sujeto se de sarrolla en sus potencialidades, valores y di- Objetivo específico del maestro: menciones cognitivas, actitudinales y aptitu Su objetivo es que su estudiante dinales. conozca y comprenda estructuras, fun- ciones, formas y aplicaciones de algún Objetivo del maestro: objeto del conocimiento del cual está El maestro no se interesa tanto por a cargo dicho maestro en el claustro, los contenidos y pasa a formular un objeti- es decir, en su asignatura propia. de integralidad como este: Con la interpretación de los procesos morfo el es tudiante estará en capacidad de: desarrollar el juicio crítico, la capacidad de análisis y síntesis, las aptitudes y actitudes investigativas, explorar su singularidad, construir su originalidad, aplicar su creati- vidad, su autonomía, su libertad de elecció – puesta, etc, etc.

Explicación Con lo anteriormente plasmado en el cuadro comparativo, se puede deducir que anteriormente lo importante era desarrollar la ciencia, la técnica, la tecnología, las artes y los oficios pero dejando de lado el desarrollo humano. Entre tanto, los actuales epistemólogos de la educación abogan porque se desarrolle integralmente al sujeto de formación otorgándole la oportunidad de potencializar sus propias habilidades y destrezas o bien llamadas competencias, valores, principios, conocimiento, actitudes, etc para construir un proyecto de vida personal y profesional que alimente el desarrollo integral para él y su entorno.

Actualmente, aún quedan rezagos de aquellos conductistas preocupados por desarrollar diseño de objetivos y contenidos temáticos curriculares que son producto del conocimiento y experiencia de otras personas, como lo dije anteriormente pero que no tienen nada que ver con la construcción del conocimiento del maestro o del estudiante, como tampoco tiene que ver con sus propias experiencias, es decir, todo esto es producto de la lectura de los textos de produjeron otras personas, cortándole la posibilidad al sujeto de formación integral de construir su propio conocimiento y experiencias con base en una educación basada en proyectos y competencias. Nuestro país se ha dado cuenta de que se estaba trabajando con un hombre al que no conocía en lo absoluto ni psicológicamente, ni contextualizado en su entorno socio cultural como tampoco se diagnosticó su nivel de necesidades, mucho menos se tuvo en cuenta su razón de ser, simplemente lo condenaron a aprender contenidos temáticos pero esos contenidos jamás lo desarrollaron como persona integral como tampoco le sirvieron para transformar su entorno real.

Conclusión evaluación de ese Ser integral. Si se conoce con certeza cuál es el tipo de hombre y el tipo de entorno social para ese hombre, entonces también se conoce con certeza el tipo de sistema educativo que requiere ese tipo de entorno social. Ahora bien, con ese tipo de hombre y ese tipo de entorno social y con ese tipo de sistema educativo, entonces se conoce con certeza qué tipo de instituciones educativas se necesitan para este tipo de país.

Como ya se conoce con certeza qué tipo de instituciones educativas se necesitan para este tipo de país, entonces también se conoce con certeza cuál es el perfil deseable del maestro que necesita dicho sistema educativo. En consecuencia, como ya se conoce con certeza el perfil deseable del maestro que necesita el sistema educativo, entonces lo lógico es esperar que la formulación o diseño de los objetivos temáticos, ya sean generales o específicos, también sea el resultado de todo el proceso anterior, es decir, unos objetivos que aporten al desarrollo integral del individuo en sus potencialidades, valores, principios, conocimientos, actitudes, aptitudes, investigación, interpretación, argumentación y nivel propositivo que lo conviertan en un verdadero transformador de entornos sociales, culturales, políticos, económicos, científicos y tecnológicos que tanto requiere nuestra emergente sociedad.

Escritor: Jaime Oswaldo Delgadillo Chaves

Deja una respuesta