Por dónde empiezo mi proyecto de investigación? Una propuesta ante la interrogante más común al momento de comenzar una investigación científica

Para nadie es un secreto que realizar una investigación científica es un proceso complejo, el cual requiere de una planificación y dedicación constante. En el área educativa es un requisito obligatorio para lograr obtener un título, grado o especialización. Este proceso en ocasiones se convierte en una cuesta muy inclinada para los estudiantes, sobre todo al momento de decidir el tema que se quiere abordar y el enfoque correcto que se le debe dar. Unido a esto, se consiguen obstáculos como la falta de información clara y precisa para este primer encuentro con la investigación. Sin restarle valor a una gran cantidad de bibliografías especializadas en metodología de la investigación, se considera fundamental poseer un conocimiento simple y sencillo que ubique al investigador de manera rápida y precisa en lo que debe hacer para iniciar este camino.

Comenzaremos definiendo qué es la investigación. Conociéndose ésta, como el proceso de descubrir, ampliar o perfeccionar un conocimiento. Este proceso pasa a convertirse en una investigación científica, desde el momento en que el descubrimiento se realiza de manera metódica y sistemática; es decir, atendiendo a una metodología previamente establecida y siguiendo estrictamente cada uno de los pasos estipulados por la ciencia, con la finalidad de buscar soluciones y respuesta a interrogantes planteadas. Descubrir es el proceso de conocer fenómenos que aun no han sido estudiados ni verificados; es decir, es algo novedoso para el mundo de la ciencia. Cuando se amplia o se perfecciona, se refiere a conocimientos ya existentes, pero que son susceptibles de ser verificados, perfeccionados y comprobados, a través de nuevas teorías que van surgiendo producto de nuevos descubrimientos.

En el proceso de investigación se establecen diseños y niveles, a través de los cuales, se define el tipo de investigación que se quiere realizar y el alcance que se le quiere dar. Para decidir el diseño, el investigador deberá establecer la estrategia más acertada para realizar su proyecto, tomando en consideración los tres diseños fundamentales, conocidos como: documental, de campo y experimental. La investigación documental se fundamenta en el análisis y la interpretación de descubrimientos anteriores con el objetivo de ampliarlos o crear a partir de éstos, unas nuevas teorías, utilizando como herramienta fundamental diversas fuentes bibliográficas.

TE PUEDE INTERESAR:   EL AJEDREZ, UN MECANISMO PARA DESARROLLAR HABILIDADES MATEMÁTICAS

La investigación de campo se caracteriza por la recopilación de información directamente de la realidad donde se da el fenómeno de estudio; lo que significa, que el investigador extrae la información a través de la observación, sin manipular el fenómeno o la situación problemática. Al igual que la investigación documental, este diseño se apoya en diversas fuentes bibliográficas, tanto primarias como secundarias, debido a que éstas son la base en el proceso de documentación del investigador y en la creación del marco teórico.

Sin embargo, es importante aclarar que el fundamento de la investigación de campo es generar datos primarios que lleven a la solución de un problema en estudio. Como último diseño de investigación tenemos el conocido con el nombre de diseño experimental o investigación experimental, cuya teoría establece un conjunto de procedimientos a través de los cuales, el investigador manipula directamente el fenómeno en estudio, buscando una relación causa-efecto; es decir, se busca demostrar los cambios que se generan en el proceso de manipulación de la variable, la cual es sometida a un estímulo o estrategia específica para obtener una respuesta o explicación a una situación.

Una vez escogido el diseño, se procede a definir el grado de profundidad con el cual se pretende abordar el problema, a esta característica de la investigación se le conoce como niveles. Según el nivel, la investigación puede ser exploratoria, descriptiva o explicativa. El nivel exploratorio se refiere al estudio de un objeto o fenómeno desconocido; es decir, permite obtener premisas de datos y elementos que posteriormente se profundizaran en investigaciones futuras. El nivel descriptivo tiene la particularidad de buscar las características del fenómeno, con la finalidad de conocer su comportamiento y estructura, por lo tanto no exige mayor profundidad. Y el nivel explicativo busca mediante la relación causa-efecto, el por qué de los acontecimientos, hechos o fenómenos de estudio, por lo tanto es una investigación con un nivel de profundidad elevado.

TE PUEDE INTERESAR:   El sacrificio del escritor y la totalidad del placer en el lector

Una vez que el investigador conoce esta primera etapa del proceso, se puede comenzar a plantear el tema de investigación o problemática a desarrollar. Pero, ¿De dónde sale el problema?, ¿cómo escojo el problema? Esta pregunta es muy frecuente en los estudiantes que pretenden comenzar un proyecto de investigación. Un problema de investigación es un conocimiento que aún no se ha descubierto o que se pretende ampliar o modificar, éste generalmente se plantea en forma de pregunta cuya respuesta o solución a dicha pregunta se traduce en el nuevo conocimiento. Para escoger el problema de investigación es indispensable verificar el alcance que se puede tener sobre el tema elegido; es decir, tener la certeza de contar con los medios y recursos necesarios para trabajar la temática, asegurándose de la factibilidad y el acceso a la información. Este aspecto es fundamental puesto que de lo contrario la investigación se puede ver limitada y nula de nuevos conocimientos.

Para la elección del problema, se sugiere que el mismo provenga de la realidad del investigador, tomando en consideración su entorno en la sociedad, en la familia, en la escuela o en algún escenario donde considere que existe la necesidad realizar algún cambio o modificación, o que considere inexistencia de factores que podrían favorecer a la población. Una vez concluido el proceso de selección del problema, el investigador debe realizar una planificación de cada uno aspectos a trabajar de forma organizada, para este proceso se sugiere revisar los esquemas que constituyen los proyectos de investigación, familiarizarse con estos e ir abordando cada uno de los capítulos de manera sistemática.

Escritor: Yeidy Contreras

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar