Principios de la banca etica

Una vez que hemos conocido el camino que históricamente ha tenido la creación del dinero, la evolución de los mecanismos de intercambio de valores y de riqueza y el uso de las formas de crédito o préstamos, vale la pena resaltar la importancia de uno de los actores que se ha transformado en protagonista de estos procesos: la banca.

En este apartado se pretende acercar al alumnado de manera muy práctica y al mismo tiempo reflexiva y gráfica los principios que forman parte de la denominada banca ética en contraposición a la forma de operar del resto de bancos que no siguen estos principios. Ante todo reconociendo que cada una de las actividades que realizamos tanto las personas como las instituciones (en este caso los bancos) no son «neutrales». Estudiar, trabajar, comprar, divertirse y ahorrar son algunas actividades que detrás de ellas siempre tienen un interés o intencionalidad, puede que sea explícita o que sea oculta.

Cuando planteamos este apartado desde la proximidad y derribando la muralla de «neutralidad», lo cual queremos es acercar la pregunta del quién o qué recibe las consecuencias de mis acciones cotidianas ?, estas consecuencias son negativas o nocivas ?, estaría yo de acuerdo en que otras personas vean amenazados sus derechos o la dignidad de su forma de vida como consecuencia de mis acciones?

Actualmente en Europa, casi la totalidad de las operaciones cotidianas de compraventa, ahorro, transferencia de dinero e incluso la recepción de los sueldos y salarios de trabajadores se hace con el intermediación de las cajas de ahorro y bancos. En este sentido, si día a día tenemos algo que ver con los bancos, por qué no nos cuestionamos el uso que hacen de nuestro dinero ?, estaríamos dispuestas y dispuestos a que nuestro dinero financiara la fabricación y compra de armas ?, dejaríamos que la gestión de los ahorros se realizara de manera casi secreta y sin conocer el origen de los beneficios que recibimos ?, nos gustaría que los bancos otorgaran préstamos a proyectos o ideas que nos puedan parecer más provechosas y no nocivas?

Así, el objetivo principal de este apartado además de dar a conocer los principios bajo los cuales trabaja la banca ética, también es transmitir al alumnado el mensaje propositivo de asumir un grado de responsabilidad sobre las acciones cotidianas para la mejora del sistema en el que vivimos: ser conscientes de que la participación y la implicación en la decisión del destino de nuestros recursos forma parte de un proceso de transformación hacia un modelo económico más justa.

Loading...

Deja una respuesta