PROCESOS DE INCLUSIÓN VERSUS EXCLUSIÓN SOCIAL

Un tema importante en  el análisis  de la integración los grupos inmigrante resulta el estudio de los mecanismos que generan la “inclusión versus exclusión social” dentro de las sociedades. Dentro de las sociedades más desarrolladas que presentan un carácter general se  encuentran tres tipos de procesos referentes a la interacción, que  serían:

 – Los procesos de la estructura social y la económica. Estos suponen el análisis de  los  límites de algunos modelos de sociedad para la integración de todos sus miembros, en relación con la forma en que suceden los procesos referentes a la estructuración y la movilidad social. En las sociedades posfordista se halla una  mayor tensión con una tendencia en aumento de la generación de procesos de exclusión.

– Los procesos dentro de las instituciones y  las políticas. Se refiere al análisis de los procesos que se relacionan con las  decisiones políticas a nivel nacional, como regional y local, y los efectos que tienen dentro del proceso de la integración social de inmigrantes.

–  Los procesos de respuesta de individuos, las familias y los colectivos que son  afectados.  Ante las dificultades individuales, las personas y familias no  funcionan de igual forma. Los comportamientos, valores, actitudes y las habilidades van a constituir Políticas Sociales en lo que a refiere a integración de inmigrantes concluyentes en las estrategias  de adaptación o conflictivas, que están presentes a nivel individual y por colectivos.

A)    Análisis de  los procesos en la estructura social y económica.

Relacionado con estos procesos  es importante destacar que la inserción o la integración de inmigrantes dentro de la sociedad que acoge debe ser estudiada desde la perspectiva de lo que se considera como el complicado  fenómeno de la exclusión social.

Las  transformaciones de tipo económicas y las sociales que acontecieron en los años setenta manifestaron  las grandes debilidades y contradicciones  que existían en las sociedades partidarias del Estado del Bienestar clásico, con la  articulación de  procesos de integración  que eran hasta ese momento desconocidos.

Los procesos que impliquen exclusión social se deben ser analizar relacionados con los cambios en el contexto del Estado del Bienestar, dentro del plano de la conocida revolución tecnológica, además de las variaciones  en el ámbito del mercado de trabajo, sea en los procesos de globalización económica o en las migraciones, así como en los cambios que acontecen en las estructuras de las familias o en las continuas transformaciones de pautas culturales y formas de identidad.

La exclusión es una realidad que resulta dinámica y compleja que encierra una serie de esferas como son: la salud e higiene, el trabajo, la  vivienda, la  educación y  las relaciones sociales.

Donde los contextos inciden en la soledad, aislamiento, dependencia e incapacidad para conseguir recursos que son imprescindibles para permitir una mínima autonomía y una adecuada posibilidad de ejercer de los derechos y los deberes de los ciudadanos dentro de la sociedad. Específicamente importante resulta  el concepto de exclusión asumido como la ruptura de la relación social que forma procesos de vulnerabilidad y desafiliación.

B) Procesos en las instituciones y políticas.

En este criterio las formas de exclusión  a  los inmigrantes que resultan más representativas están  relacionadas con las formas de entrada  a España por los migrantes y las consecuencias que se generan por las “situaciones de irregularidad”, los inmigrantes “sin papeles”, que ni siquiera existen de manera oficial; de modo que  los dichos procesos de exclusión comienzan con una “irregularidad administrativa.

Estos procesos  de exclusión  son consecuencia de las  tendencias políticas  de la Unión Europea, de control sobre los flujos y los efectos desfavorables,  y  del cuadro normativo jurídico articulado en España. Las dificultades de la  administración para acceder a los permisos para el trabajo y la residencia, al igual que la reagrupación familiar representan los resultados de la legislación de España, que se caracteriza por los continuos cambios legislativos y por el carácter de restricción de dicha normativa, en la prevalecen los componentes de control a los flujos  y no a los que se relacionan con la integración de los inmigrantes.

C) Procesos de respuesta de los individuos, familias y colectivos afectados.

En este particular se trata de analizar procesos que podrían afectar  a un nivel individual, con variaciones dependiendo de los valores, los comportamientos y las habilidades personales, o las familiares. No hay dudas de  que la migración, supone en primera instancia  un  proceso de adaptación,   que se deriva del paso   brusco y repentino  de un contexto sociocultural a otro, que representa  un punto que pone a prueba las posibilidades de adaptación individuales de los migrantes, de ser  individuos integrados dentro de un sistema socioeconómico, pasan a ser elementos que solo están integrados dentro del aparato de producción en un nuevo país. A través de la perspectiva ecológica se puede considerar que mediante el proceso migratorio ocurren cambios en todos los  niveles del  micro-sistema, el exo-sitema y el macro-sistema.

El proyecto migratorio está fundamentado sobre tres puntos de apoyo: uno, está relacionado con  los “motivos” que se tienen para emigrar a un lugar concreto; dos, lo referido a los planes de instituirse, que puede ser limitado por las muchas dificultades relacionadas con la inserción laboral, el poco acceso a la vivienda y la permanencia de los demás familiares en el lugar de origen, tres, lo constituido por las expectativas, si existen, de retornar.

Las redes migratorias constituyen un elemento  imprescindible en el estudio  del “apoyo social”, que se puede definir como las interacciones o las relaciones sociales que se brindan a los individuos, o un sentimiento de relación con una persona, o con un grupo, que se considera querido y amado. El apoyo social es identificado en la relación interpersonal que se ofrece o  intercambia .El conocimiento acerca de la estructura y el funcionamiento de las redes sociales de los migrantes  posibilita valorar las relaciones de las personas y/o las familias  en relación con la  satisfacción de las necesidades; así  como el papel que intervienen en los servicios de carácter formal e institucional en el bienestar de las necesidades de los distintos miembros de dicha estructura reticular en las redes migratorias.

Autor: Moises Bolekia

Loading...

Deja una respuesta