Qué es La Ética?

      Comentarios desactivados en Qué es La Ética?

La definición de la ética para un adolescente de 17 años no es más que la expresión ¡Que mamera! El motivo es tan sencillo y evidente “las clases de ética y valores del colegio” que no suelen ser las mejores debido a la manera de enseñar del profesor – “siempre la profe es una cucha de mal genio” – al igual que la falta de interés por parte del estudiante, eso de hablar de valores, de dignidad, compromiso, acción humana, equidad, sociedad, moral, libertad, etc. Es -¡re mamón! evidentemente; eso es lo que me ha hecho saber mi adorado primo, mi prácticamente hermano, lo digo así porque crecimos juntos.

Escuchar hablar a Jonathan es curioso porque su discurso suele ser contradictorio, afirma unas cosas, les agrega un valor y un sentido bastante poderosos pero al cuestionarlo dándole argumentos y ejemplos va bajando la guardia y los replantea; no lo hago con el objetivo de hacerlo cambiar de parecer, eso sería un error, al contrario, quiero que él por sí solo se dé cuenta de la realidad de las cosas, hablar es sencillo pero encontrarse con el mundo, colocar los pies sobre la tierra y empezar a construir un proyecto de vida no es fácil si tenemos en cuenta el contexto social y cultural en el que se encuentran los adolescentes en estos momentos.

Encontrar principios éticos en un adolescente de 17 años es complicado, o están muy internos o simplemente a esta edad mandan los pensamientos de libertinaje: desorden, rumba, yo sólo yo, nadie me entiende… en fin; yo también pasé por esa edad pero no fui así, eso depende del entorno en el que uno se encuentre y si miramos a nuestro alrededor, la sociedad en la que estamos cambia por segundo y la percepción que yo tenía unos años atrás no es la misma que Jonathan tiene actualmente.

Cuando hablamos de ética con un adolescente podemos ver las barreras que interpone, si hablan de ética harán referencia a tener una conducta adecuada, o simplemente a un tema aburridor pero no es así, la naturaleza de la ética es la de crear conciencia de que se puede hablar de ética si creemos que los seres humanos somos libres y si no acepto la libertad no hay ética; se debe hacer énfasis en que la libertad es diferente al libertinaje, un ser libre no es el que hace todo lo que quiere, un ser libre goza de muchas oportunidades, se llena de virtudes, aprende día a día, busca la felicidad interna, la tranquilidad, lucha por alcanzar lo que quiere, actúa responsablemente y aprende de la vida los mejores y malos momentos. Jonathan es un niño de gran corazón que tiene muchas virtudes, está en la búsqueda de su identidad y en esa búsqueda encontrará variantes de ética, espero siga por el camino adecuado.

¿Y la Ética para qué?

Con Jonathan hablamos de todo un poco pues somos muy buenos amigos y nos queremos mucho, él confía en mí y eso es muy importante porque lo escucho y lo aconsejo; él tiene 17 años y está en la edad de experimentar prácticamente todo y sólo con el objetivo de pasarla bien, eso es preocupante y más aún si se llega al tema de la sexualidad. En las noticias se ve a diario el incremento de embarazos no deseados al igual que las enfermedades de transmisión sexual y todo por falta de orientación, es que no basta con las charlas de educación sexual en los colegios si en el hogar no hay la suficiente comunicación con los padres.

Si hablamos de un embarazo no deseado la solución para los adolescentes es el aborto, si hablamos de métodos de planificación es no poder disfrutar el sexo al máximo y si se habla de responsabilidad en las relaciones sexuales la respuesta es una sonrisa y decir -“sí, yo soy consciente de lo que hago, yo sé lo que puede pasar, yo me cuido y hasta ahora no ha pasado nada” y pues claro, por lo que no ha pasado nada es que siguen en las mismas hasta que llega el día en el que se convierten en padres y cómo no saben actuar con la suficiente madurez para asumir sus actos, como no tienen apoyo moral ni mucho menos económico deciden abortar.

Un día hablando del tema con Jonathan me dijo de la manera más espontánea que si algún día la novia llegara a quedar embarazada él le diría que abortara, ese día sentí una puñalada en el corazón, lo miré a los ojos y le pregunté: – y si ese bebé fueras tú, ¿Te gustaría perder la oportunidad de conocer el mundo, de ser amado, de tener una familia que te ama y te protege? En ese instante sus ojos cambiaron de expresión y me dijo que no, que su respuesta era sólo por salir del paso pero que él deseaba ser papá algún día, sólo que si se le llegaran a adelantar los planes no sabría qué hacer. Al rato me contó que había visto unos videos de la práctica del aborto y le parecieron horribles, que lo que hacen es muy duro, muy cruel, que ese video le había quedado grabado pero que aún así, el camino fácil era el aborto.

Como podemos ver, la ética se encuentra en el diario vivir y por esto se debe acompañar al adolescente en cada momento de la vida para que no piense en el camino fácil sea cual sea la circunstancia; debemos formarlo como ser integral e inteligente para que pueda tomar la mejor decisión, que tenga presente que el aborto es el camino fácil más deplorable, que es la muestra de ignorancia ante la adopción que da una oportunidad de vida, que es violar el derecho del ser humano a vivir, es impedir la construcción de sueños, es ser privado del amor, de tener un hogar… Sólo espero que Jonathan haya valorado lo que hemos hablado, le encuentre sentido y por lo mismo construya un gran futuro.

Escritor: Paola Andrea Pachón T.

Loading...