¿Qué es lo que pasa cuando la licencia de maternidad termina?

El primer día de regreso laboral para la madre después de 14 semanas de licencia de maternidad en las cuales invierte 24 horas los 7 días a la semana de cuidados, trasnochos, cambios de pañales El periodo de prueba, para mí el periodo de prueba inicia ESE DIA así lo llamare, es el día en el cual se siente por primer vez como el corazón sale del cuerpo quedándose en casa, el día en el que paso las horas mirando el reloj en casa, ese almorzar que al llegar se convierte en dos mordiscos a la carne, comer una cucharada de arroz y tomarse el jugo en 1 minuto, para después a medio quitar la ropa, alzar a ese pequeñito que nos está mirando con cara de ¿dónde estabas?, cárgame en tus brazos; correr hasta la habitación darle un gran abrazo y poder pasar el resto de esa hora junto al bebé, mientras se mira el reloj con temor que ese momento acabe, pensando faltan 15 minutos y dar inicio a la carrera de retorno, cepillarse los dientes con una mano, mientras con la otra lo cargas, correr a ponerse los zapatos, la camisa, pasarse lo más rápido posible el peine, después la chaqueta y salir literalmente corriendo, si corriendo por que al sacar cuentas nos encontramos con el siguiente análisis 4 buses al día x $1.700 pasaje = $6.800 + los trancones de las horas picos = mejor me voy a pie o en su defecto corriendo, de paso hago deporte y me ahorro esa platica.

En lugar de ir más cómoda en un bus, quiere decir ponerse zapatos cómodos (cambiárselos en la oficina) para que no se te formen ampollas en los dedos mientras caminas, un total de 2 horas por día yendo y viniendo del trabajo a casa, siempre armada dentro de mi bolso de una sombrilla para sobrellevar el sol del mediodía o protegerme de la lluvia constante de las 6:00 de la tarde que haría que ese plan estratégicamente ideado para ahorrar dinero y tiempo se dañara.

En la llegada a la oficina a las 2:00 de la tarde es necesario pasar derecho a la cafetería por un vaso con agua, pararse frente al aire acondicionado para refrescarse después de soportar el sol inclemente, esperar que el color rojo de las mejillas baje, para luego sentarse frente al computador y comenzar a revisar correos o nuevas solicitud del jefe, mientras transcurre la tarde. LLamo a la casa para saber qué está pasando con el bebé que se encuentra al cuidado de una persona que aunque tenga 2 hijas y una nieta, para nuestro criterio ella no sabrá cuidar bien a mi  hija, porque es MI HIJA no suya o no es su nieta, con esa llamada me aseguro que no está llorando e intento quitarme de la cabeza la imagen obsesiva de esa persona maltratándolo cuando llora o cuando ensucia su pañal, esa llamada solo es una llamada de consuelo mientras esperamos nuevamente que el reloj avance para poder salir corriendo emprendiendo así el regreso a casa.

Esos minutos de caminata de regreso muchas imágenes pasan por mi mente pensando qué va a pasar cuando lleguemos a ver a esa pequeña cosita que no sale de mi pensamiento durante todo el día, también fantasear en lo que podría hacer con ella si no tuviera que trabajar durante todo el día: podría llevarla al parque, salir a ejercitarme llevándola en su coche, ir a caminar, jugar, enseñarle las vocales o incluso a comer sola, ya que el tiempo se pasa volando.

Y cuando menos se espera ya cambió los pañales por uniforme y después por jeans. Y se nos fue el tiempo sin haberlo disfrutado, por cumplir la rutina desde las 7:30 a.m. a 6 p.m. Encerrada en una oficina tratando de ganar el dinero suficiente para poder tener una vida adecuada. Al llegar a la casa nos encontramos esa hermosa sonrisa que hace que todo el cansancio del día de la caminada y los tacones en la oficina se olvide, y sentir que estamos llenas de energía para comenzar dos horas de juegos, algunos tirones de cabello, a veces arañazos en la cara o incluso uno que otro pellizco en los brazos ya que ese pequeño bebé está aprendiendo a coger las cosas y cree que mami es un juguete grandote donde puede estar practicando, a las 8 p.m. un baño.

Ya quisiera que fuera así de fácil, el baño significa: poner a llenar la bañera con agua tibia, quitarle la ropita cantándole o haciendo caras para evitar el llanto a gritos, alistar jabón, toalla, pijama, pañal, crema para la pañalitis; para tener todo preparado para después del baño, vestirla, preparar el tetero, cabe aclarar que todo eso normalmente se hace con el bebé en brazos porque si se deja solo comenzara a gritar reclamando atención, después de casi 40 minutos alimentándola y otros 40 durmiéndola, cuando aparentemente está dormida, trato de salir de su habitación (sin zapatos y apagando las luces para no despertarla) un sollozo entrecortado nos indica que no hemos entrar de nuevo tomarle en brazos y cantarle hasta que al fin vemos duerme plácidamente ya que no existe mejor cuna que los brazos de mamá.

Ese tiempo libre mientras el bebé duerme y la hora de levantarnos la mayor parte se distribuye así: De 9:00 p.m. a 9:30 p.m. Mirarse en los diferentes espejos de la casa y pensar, como he cambiado ese gordito no lo tenía antes, será que si lo bajare algún día?, será que al fin me va a quedar bien la ropa sin que tenga que ponerme esta faja que me quita el oxígeno cada vez que me muevo .

De 9:30 p.m. a 10:00 p.m. tomar el jugo que quedo del almuerzo con una fruta ya que después de esos minutos anteriores tengo la voluntad para no consumir demasiada comida y decido aguantar un poco de hambre para ver si adelgazo esos kilos que me faltan más rápido De 10:00 p.m. a 11:00 p.m. ver un poco de televisión, si me dejan tomar el control y esperar dormirme rápido.

A las 4:00 a.m.: es hora de lactar del bebé, el mejor despertador para cualquier mujer por dormida que esté, es el llanto de su bebé, por muy pasito que sea nos deja sentadas en la cama como si nos hubieran lanzado un balde con agua fría y corremos a ver ¿qué que le paso?5:30 a.m. dejar listas las cosas del bebe para la señora que lo cuida (teteros, pañales, ropa, leche) 6:00 a.m. Bañarse, tomarse un yogurt alistarse y comenzar la rutina nuevamente de todos los días Correr al trabajo, llegar y pensar faltan 5 horas para ver a mi hija, salir corriendo a almorzar, regresar de al trabajo, querer que el día acabe y salir a las 6:00 p.m. nuevamente a comenzar la rutina nocturna una vez más .

Se preguntaran ¿y dónde está el Padre en este relato? Muy sencillo aunque no aplica para todos creo si cobija a una mayoría, el padre en esta historia está durmiendo a las 8 am, se despierta a buscar el desayuno, sale a trabajar en taxi por que le llega a almorzar a la 1:30 de la tarde volviendo a su oficina a las 2:30 o en algunas ocasiones a las 3 pm para descansar más , en la noche regresa a su casa a las 8:30 pm ya que tenia mucho trabajo ( bien se es una excusa para no tener que bañar, colocar la pijama y dormir la bebe), después de tomar un jugo ver Tv y monopolizar el control mientras se queda dormido hasta las 8 am del día siguiente .

Eso sí, los 30 de cada mes comienza la discusión diciendo: yo soy el que pago el arriendo esta es mi casa yo mantengo el hogar , olvidando que efectivamente el paga el arriendo , pero los demás gastos como ,el agua, la luz, el teléfono ,tv cable y el mercado son divididos entre ambos y que a pesar que una persona está en la casa ayudando a cuidar su bebe, para que la madre pueda trabajar , igual ella tiene que llegar a ver que se esté cumpliendo todo como debe ser y la casa esté en orden , en este caso esa sería la función del padre .

Ya para concluir, no es por generalizar ambos géneros así como encontramos este tipo de madres en muchas familias, también encontramos padres que cuidan solos a sus hijos haciendo ambas funciones y llevándolas plenamente a cabalidad logrando estabilizar su vida laboral con su función paternal, pero dejo claro la diferencia que puede darse en los sentimientos cuando tenemos que dejar ese parte de nuestro corazón en casa, dejar la comodidad de la casa y lo mejor por mal que suene , dejar la seguridad de recibir el salario a fin de mes estando en la casa cuidando a nuestro hijo, dejar atrás donde decimos esto es lo máximo , saber que recibo mi salario estando en casa , esta es una buena vida , porque por difícil que sea cuidar y criar un hijo, es la labor más gratificantes y enriquecedora que podemos vivir.

Escritor: EILEEN JEHAN OMAÑA QUINTERO

Deja una respuesta