READAPTACION SOCIAL, UN IDEAL O UNA REALIDAD EN MEXICO»

 La elección de este tema en particular es el saber si en México existe una verdadera readaptación social después de la permanencia del individuo en los centros penitenciarios o también llamados centros de readaptación social, ya que de esto depende que la sociedad no vuelva a sufrir de los mismos delitos por los cuales el delincuente fue internado en un centro penitenciario, en la mayoría de las ocasiones las personas que son liberadas tras cumplir su sentencia les es muy difícil el volver a reinsertarse a la sociedad y que esta los acepte como personas totalmente rehabilitadas por que se duda de la veracidad de los programas de rehabilitación que se dan dentro y fuera de los centros penitenciarios.

Con esto observamos que para una persona que ha estado una larga permanencia carcelaria le es todavía mas complicado el readaptarse no solo a la sociedad, sino también, a los cambios generacionales, laborales, tecnológicos, entre otros y que la sociedad a veces no está preparada para tratar con individuos que han sido rehabilitados y reinsertados a la sociedad después de dicha permanencia carcelaria, lo que hace que un gran porcentaje o la totalidad de ellos reincidan en la comisión de un delito o generen una conducta criminal distinta por el rechazo o la discriminación a la que son sujetos y esto los obligue a regresar al status carcelario en donde se sienten “cómodos”.

La readaptación total del delincuente impacta de una manera trascendental en una sociedad que se encuentra actualmente desvalorizada y atrapada en un torbellino emocional que le impide desarrollarse de una manera totalmente satisfactoria, ya que con la crisis económica y el innegable poder que han adquirido los carteles y demás asociaciones delictuosas, han contribuido de una manera notable a la comisión de delitos en México y con ello una sobrepoblación preocupante en los centros penitenciarios y de readaptación social, haciendo que nos encontremos con un sistema penitenciario y con un programa donde la aplicación de la readaptación social necesita ser urgentemente modificado para que pueda ser totalmente satisfactoria la reinserción de estos individuos en una sociedad que tiene toda la intención de reincorporarlos.

Es un tema tan primordial y de interés general el que un sujeto se pueda volver a reincorporar a la vida activa y a una forma licita de vivir después de la permanencia carcelaria, que todos los niveles de gobierno ya sea a nivel federal, estatal y municipal a través de distintas dependencias como lo son la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Secretaria de Educación Publica, entre otras, se han preocupado por la Readaptación Social siendo aun insuficientes sus programas de ayuda ya sea por poca difusión, poco interés, poca investigación o por el poco presupuesto que se les otorga a dichas dependencias para elaboración de programas que realmente sean benéficos para el delincuente y sus familias.

Se puede decir entonces que en México la readaptación social aun se ve como un ideal, ya que como vemos es todavía muy difícil que una persona se reinserte a la sociedad como un sujeto totalmente rehabilitado y con el pasar de los años crezca cada vez mas la reincidencia en las prisiones por falta de oportunidades escolares, laborales, sociales por un mal planteamiento de un programa de readaptación social, así también podemos ver que el otorgamiento de beneficios como la libertad anticipada por buena conducta puede resultar ser contraproducente y se entienda como que el delincuente está preparado para ser reinsertado a la sociedad cuando tal vez se necesitan años para que se pueda decir que una persona se logro readaptar a la sociedad en su totalidad, asi mismo podemos concluir que para que la readaptación social pueda ser una realidad del todo exitosa, debemos ponernos a trabajar en conjunto la sociedad con el gobierno para crear mejores programas de reinserción, readaptación y mejores oportunidades laborales para aquellas personas que han estado alejadas de la sociedad.

Escritor: olga karina campos noriega

Deja una respuesta