Reto: ser una Madre de un adolescente

Cuando me propusieron escribir éste artículo lo primero que se me vino en mente es mi hijo Josué, un adolescente de 16 años, el cual como todo los adolescentes está pasando por momentos difíciles propios de su edad; pero no solo eso sino que también yo estoy pasando por cambios con los que debo vivir y que no sabía como asumirlo. Para poder salir airosa de ésta aventura he tenido de respirar profundamente y recordar lo inmensamente feliz que me hizo el hecho de tener dentro de mí al ser más maravilloso que Dios pudo darme, mi hijo, mirarlo ahora y entender que TODO ES NUEVO PARA ÉL, claro también para mí, pero soy su MADRE, SU APOYO Y REFERENCIA, así que eso me da fuerzas para seguir adelante.

El primer problema que surgió fue el hecho de que estaba sola para afrontar la etapa que esta viviendo mi hijo, es difícil explicarle a un hijo varón los cambios que van a pasar por que no sabía a ciencia cierta que le iba a pasar y menos que los cambios serían tan dramáticos; no solo los físicos sino también los psicológicos y lo social.  En éste artículo trataré solo los cambios físicos de los adolescentes.

He tenido que darle tanta confianza a mi hijo; cosa difícil en un adolescente; para que  me pueda escuchar y yo tratar de entender, por hay etapas que yo como mujer no las he vivido, me ha servido mucho el hecho de estudiar educación, ya que los cursos de psicología y desarrollo humano me han dado luces para aprender y entender a mi hijo.

Trataré de explicarles a las madres que al igual que yo pasan por éste proceso solas, algunas ideas que me han servido para ayudar y apoyar a mi hijo en todo éste proceso. Los cambios comienzan desde la pubertad ósea alrededor de los 10 años pero hay que tener en cuanta que esto es referencial depende mucho de la maduración y el crecimiento de los adolescentes; entonces  la maduración es una secuencia de cambios físicos y patrones de comportamiento que esta relacionado con la edad.

El crecimiento es cambios físicos determinado por la nutrición y las actividades del adolescente

La secuencia usual de los cambios físicos son los siguientes:

Varones

Edad de aparición

Crecimiento de los testículos y saco escrotal

10 – 14 años

Crecimiento del vello púbico

10 – 15 años

Crecimiento del cuerpo

10.5 – 16 (promedio   14) años

Crecimiento del pene, la próstata, las vesículas   seminales

11 – 14 (promedio   12.5) años

Cambio de voz

Casi al mismo tiempo que el   crecimiento del pene

Primera eyaculación de semen

Casi una año después del   crecimiento del pene

Vello facial y axilar

Casi dos años después de la   aparición del vello púbico

Aumento de la producción de   las glándulas sebáceas y sudoríparas (el cual puede producir acné)

Casi al mismo tiempo   que el vello axilar

Esta  tabla me ha servido mucho para entender y tener presente los cambios físico de mi hijo y sé que también ha ti te servirá para estar preparada a darle confianza a enfrentar el RETO QUE SIGNIFICA CRECER; la primera eyaculación que está entre los 13 – 15 años aproximadamente fue lo más difícil de explicar y sobre todo el ponerme en su lugar por que nosotras no pasamos por esto. Explicarle que es un proceso normal, del cual no debe avergonzarse sino que implica que está madurando y creciendo, fue muy difícil pero era un tema que debía afrontar.

Otro gran dilema es el crecimiento del pene; los chicos suelen comparar y hasta burlarse de sus amigos, si los chicos son crueles en sus comentarios, pero ahora que sabemos aproximadamente en que edad sucede pues podemos prevenir a nuestro hijo para que no pasa éste mal rato solo sino que sepa como afrontarlo. ¿Y que me dices del vello púbico y axilar? Yo nunca me enteré cuándo le sucedió, pero sí sé el día de su primer vello Facial, eso si era tema de satisfacción y todos tenían que saberlo. ¿Cómo me fue con el primer barrito?, muy bien por que esa etapa si la viví, mejorando un poco su alimentación, ósea cuidándose de comidas grasosas y llevándolo al dermatólogo todo se solucionó.

Como puedes ver he pasado por lo mismo que tu has pasado o pasaras lo importante es que estemos informadas de los cambios físicos que le suceden a nuestro hijo y en que edades aproximadamente, así podemos prepararnos y saber como resolver el problema.  No olvides que ahora esta pasando por lo mismo que pasó cuando el doctor nos lo entrego por primera vez en nuestras manos: está confiando en que lo cuidaremos completamente y no podemos defraudarnos, nuestro amor de madre nos moverá a darle lo mejor.

Escritor: Hellen Patricia Piña Ortiz

Deja una respuesta