Teorías del Color

      No hay comentarios en Teorías del Color

Este apartado presenta las diferentes teorías que se han elaborado en el transcurso de la historia y que están relacionadas con los colores que vemos. El filósofo Aristóteles (384 – 322 AC) definió que todos los colores se conforman con la mezcla de cuatro de estos y que la incidencia de luz y sombra sobre los colores tenía una gran importancia. Estos cuatro colores, que llamó como colores básicos, eran los que mostraban proximidad con la tierra, el fuego, el agua y el cielo.

Siglos más tarde, Leonado Da Vinci (1452-1519) definió el color como propio de la materia. El principal color de su escala era el blanco, ya que este permite recibir a todos los demás colores. Luego seguía el amarillo para la tierra, el verde para el agua, el azul por el cielo, el rojo por el fuego y el negro para la oscuridad, ya que es el color que nos priva de todos los demás. Mezclando estos colores obtenía los demás, destacando que el verde era el resultado de una mezcla.

Finalmente, fue Isaac Newton (1643-1727) quien estableció un principio que todavía hoy se acepta: la luz es color. Fue el primero que ordenó los colores construyendo un círculo cromático sobre el que se han basado la mayoría de los estudios posteriores. En 1665 descubrió que cuando la luz del sol pasa a través de un prisma se divide en varios colores formando un espectro. Por tanto, lo que Newton consiguió fue la descomposición de la luz en los colores del espectro. Este fenómeno lo podemos contemplar con mucha frecuencia cuando llueve y hace sol, porque las gotas de agua de la lluvia realizan la misma operación que el prisma de Newton y descomponen la luz produciendo los colores del arco iris.

El gran escritor y científico Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) estudió los efectos fisiológicos y psicológicos que los diferentes colores producen sobre el ser humano. La teoría de Goethe se oponía al descubrimiento de Newton, el cual afirmaba que eran siete los colores del espectro, mientras que Goethe decía que eran seis y que se podían observar bajo las condiciones de luz normal. Para él, el color estaba compuesto de luminosidad y oscuridad, aunque estas ideas aún no estaban apoyadas por la física. Goethe era también pintor y por eso le era muy importante comprender la reacción humana a los colores y su investigación fue la base de la actual psicología del color.

Tal y como se ha expuesto anteriormente, según el color de la luz se activan en diferente proporción diferentes células sensitivas del ojo humano que pueden enviar información en diferentes zonas del córtex visual, conectadas con muchas otras zonas del cerebro. Gracias a ello, que desgraciadamente desconocemos, se explica la psicología de los colores.

Loading...

Deja una respuesta