Todo sobre la abnea de sueño

      No hay comentarios en Todo sobre la abnea de sueño

Literalmente la palabra abnea proviene del griego “sin aire”, lo que significa que la respiración de una persona que sufre de abnea de sueño se detiene varias veces mientras duerme. Esas pausas respiratorias pueden ocurrir durante algunos segundos o bien, alargarse por minutos de 1 a 30 veces durante el sueño.

Unos de los síntomas de pacientes que padecen abnea de sueño y no lo saben es que ronca muy sonoramente mientras duerme, se levanta sintiéndose fatigado, cansado e irritable y posee sensación de sueño mientras conduce, sentado frente a la computadora o en cualquier lugar durante el día. En muchos casos, al respirar nuevamente, se puede presentar un resoplido o sonido de ahogamiento intenso.

Señales importantes para saber si padeces de abnea de sueño

La abnea obstructiva del sueño (AOS) debe tratarse ya que es un trastorno del sueño que afecta la mente y al organismo, asociándose con padecimientos tales como tensión alta, ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares, depresión y accidentes en cualquier lugar por el cansancio acumulado que ocasiona.

Los episodios de la abnea de sueño pueden darse hasta 30 veces en 1 hora, y es normal que ni se esté conciente de lo que ocurre en su organismo ya que los episodios se desarrollan mientras duerme.

El trastorno más frecuente de este tipo es causado por una obstrucción en las vías respiratorias, cuando el tejido blando de la parte posterior de la garganta colapsa. El tipo menos frecuente (la de sueño central) sucede cuando la zona cerebral que envía las órdenes de control respiratorio a estos músculos especiales no funciona correctamente.

Personas más propensas a padecer abnea de sueño

Algunas cifras importantes que debe conocer para determinar si posee alta probabilidad de padecer esta enfermedad:

  • Se presenta con el doble de probabilidad de ocurrencia en los hombres en comparación con las mujeres.
  • Tener más de 40 años de edad.
  • Presencia de sobrepeso y obesidad, debido que es más difícil tener las vías respiratorias despejadas con presencia de exceso de tejido graso en la zona del cuello.
  • Si eres fumador aumenta las posibilidades del padecimiento del trastorno.
  • Si posee antecedentes familiares de apnea de sueño.
  • Presencia de obstrucción en la nariz por desviación del septum, debido a alergias y otros incidentes en los senos paranasales.
  • En los niños, este trastorno es más común entre la edades de 3 y 6 años, por recrecimiento de adenoides y amígdalas.

Para confirmar el diagnóstico de esta patología el paciente debe realizarse un estudio formal del sueño llamado polisomnograma (PSG), el cual lleva a cabo en un laboratorio  o centro del sueño.

Se le coloca al individuo mientras duerme sensores en la cabeza, cara, pecho, extremidades y dedos midiendo la actividad cerebral que ocurre durante el proceso, su movimiento de ojos, presión arterial y cantidad de aire circulante en los pulmones.

Tratamiento para pacientes con abnea de sueño

  • Reducir el peso corporal puede ayudar a mejorar la apnea de sueño.
  • No consumir alcohol o medicamentos que propicien el sueño, pues éstos limitan la respiración.
  • Dormir de lado en vez de boca arriba ayuda a aquellos donde el trastorno es leve.
  • El uso de la máquina de CPAP es el segundo tratamiento más frecuente para aligerar este padecimiento, el cual consiste en regular la presión de aire que entra y sale de los pulmones para así mantener las vías respiratorias sin obstrucciones.
Loading...

Deja una respuesta